Bacterias intestinales generan depresión y ansiedad

  • Pueden disminuir la serotonina, dopamina y noradrenalina.

La microbiota intestinal regula las defensas, inmunidad y procesos para que el cuerpo produzca energía, si está se daña por alguna bacteria, podría modificar el ánimo y comportamiento, generando ansiedad y/o depresión.

Por ejemplo en el caso de neurotransmisores, la microbiota produce serotonina, que regula el sueño y disminuye la inflamación; dopamina, que contribuye al buen animo y provoca placer; noradrenalina, que nos mantiene activos.También pueden aumentar o disminuir el apetito.

En el artículo “Somos lo que comemos”, escrito por Patricia Vieyra Reyes y Maria Paula Bernal, publicado en la revista de la UAEMéx, afirman que somos holobientes, pues estamos compuestos de millones de bacterias, arqueas, virus y hongos que integran más de 10 millones de genes.

Además el 99% de los genes en el cuerpo es de origen microbiano, por lo que el desequilibrio en la microbiota afecta a todo el organismo, afirmaron las investigadoras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *