135 mujeres privadas de la libertad fueron trasladadas al penal femenil de Nezahualcóyotl-Sur

Durante la noche del martes 135 mujeres privadas de la libertad de los Centros Penitenciarios y de Reinserción Social (CPRS) de Ixtlahuaca, Jilotepec, Zumpango y Texcoco fueron trasladadas por la Secretaria de Seguridad al penal femenil de Nezahualcóyotl-Sur.

Con el propósito de dignificar el internamiento de las mujeres y sus hijos, y de acuerdo con la Ley Nacional de Ejecución Penal, se cerraron definitivamente tres módulos femeniles en los CPRS de Ixtlahuaca, Jilotepec y Zumpango, en tanto, se movilizó a la totalidad de internas sentenciadas en Texcoco.

Para monitorear los traslados coordinados por el Poder Judicial, estuvo presente personal de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de México (CODHEM) y la organización de la sociedad civil “Reinserta”, quienes comprobaron que fueran ejecutados el “Protocolo para el Traslado de Mujeres Privadas de la Libertad”, así como al “Protocolo para el Traslado de Mujeres Privadas de la Libertad acompañadas de sus hijos y/o embarazadas”.

El sistema penitenciario del Estado de México cuenta con un total de dos mil 136 mujeres privadas de la libertad, recluidas en nueve Centros Penitenciarios mixtos y un Centro Penitenciario Femenil; en un periodo de cuatro años se han cerrado nueve dormitorios femeniles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *