El peso podría fluctuar en la semana entre $19.55 y $20.10 spot: CIBanco

Joe Biden tomó posesión como presidente de EUA y la mayoría de los mercados financieros lo celebraron con ganancias, en particular las bolsas estadounidenses alcanzaron máximos históricos y el peso mexicano por momentos se ubicó en su mejor nivel desde marzo del año pasado.  El optimismo por la nueva presidencia de EUA mantuvo alzas generalizadas en los activos de mayor riesgo, aunque estas se vieron limitadas por las preocupaciones en torno a la expansión de contagios de COVID-19 y el bajo ritmo de vacunación. A los operadores les gustó el hecho de que la toma de posesión se dio sin manifestaciones violentas y el optimismo en torno al plan de estímulos fiscales por 1.9 billones comprometido por el nuevo mandatario estadounidense. También ayudó temporalmente al buen ánimo de los mercados, la cifra del PIB de China del último trimestre de 2020, la cual superó las expectativas del mercado. Localmente, destaca la presentación de un plan de reactivación económica por parte de la Secretaría de Economía, el cual consideramos como una buena intención, pero con acciones que están lejos de ser los grandes catalizadores de la recuperación económica. 
Biden inició su mandato con un golpe de timón en la gestión de la pandemia, tema migratorio y cambio climático, revirtiendo algunas de las medidas más controvertidas de Trump. El presidente firmó 17 órdenes ejecutivas entre las que destacan devolver a Estados Unidos al Acuerdo de París contra el cambio climático, evitar su salida de la Organización Mundial de la Salud (OMS), cancelar la construcción del muro en la frontera con México, y apoyo a los dreamers a través del programa DACA. 
Por su parte, en la semana la nueva secretaria del Tesoro, Janet Yellen, defendió en el Senado estadounidense adoptar el gran estímulo fiscal para paliar la crisis provocada por la pandemia. Yellen argumentó que la gran cantidad de ayudas y gasto para luchar contra el coronavirus (desde las ayudas a lsa pequeñas empresas y los desempleados a la financiación de los gobiernos estatales) es necesaria y minimizó las preocupaciones sobre la deuda que se ha generado. Sin embargo, la negociación del paquete de estímulos en el congreso no será una tarea fácil. En la semana la resistencia republicana al paquete de 1.9 billones de dólares se endureció. Hubo declaraciones de por lo menos tres Senadores republicanos en el sentido de que no están convencidos de aprobar un nuevo plan de apoyos económicos. Esto provocó por momentos caídas en la mayoría de los mercados financieros, incluido los mexicanos. Conviene recordar que algunas de las medidas planteadas por Biden requiere el apoyo de por lo menos 60 Senadores (los demócratas cuentan con 50).
China superó las expectativas con un crecimiento de 6.5% en el periodo octubre-diciembre de 2020, lo que sugiere que la actividad económica ha vuelto más o menos a la normalidad. Así, el gigante asiático ha informado que su economía creció 2.3% el año pasado. La cifra es la más baja desde 1976; sin embargo, de cumplirse las previsiones a nivel mundial, situaría a China como una de las pocas economías mundiales en registrar expansión económica.
Los inversionistas también siguen atentos a la pandemia de coronavirus y a cómo los casos de contagios y los fallecimientos marcan máximos día tras día en distintas zonas del mundo. El imparable aumento de infecciones sigue provocando que muchos países incrementen las restricciones y decreten nuevos cierres en un intento por frenar la curva ascendente. Por el momento, la Unión Europea descarta nuevo cierre de fronteras interiores para frenar la expansión de las nuevas variantes del virus pero sí restringirán más los viajes no esenciales. En Reino Unido, Boris Johnson ha sugerido que los confinamientos se podrían extender hasta verano si los casos no disminuyen. En China, se está dando un aumento de las infecciones, donde la enfermedad estaba hasta ahora controlada, y el Gobierno ha pedido públicamente que se evite viajar durante las vacaciones de febrero del Año Nuevo Lunar. En EUA, entre las órdenes ejecutivas firmadas por Biden  se incluye una relacionada con viajeros provenientes del extranjero, a quienes se les pedirá presentar resultados negativos de pruebas covid-19 para poder entrar a ese país y someterse a periodos de aislamiento voluntario por dos semanas. Esto mientras continúa el proceso de vacunación global. Al día de hoy se han aplicado cerca de 65.6 millones de dosis.
En México, la Secretaría de Economía presentó un plan de reactivación económica del Gobierno de México, con el cual se pretende una recuperación de la actual crisis provocada por la pandemia de COVID-19. El plan contempla cuatro ejes de reactivación: mercado interno, empleo y empresa; fomento y facilitación de la inversión; comercio internacional y; regionalización de los sectores. Destaca la entrega a partir de febrero de 60 mil créditos de 25 mil pesos a miles de negocios familiares afectados por la pandemia. El plan lo consideramos como una buena intención, pero con acciones que están lejos de ser los grandes catalizadores de la recuperación y con dificultades técnicas de operación porque requiere la participación de más dependencias federales. Por su parte, los precios al consumidor subieron más de lo esperado durante la primera quincena de enero. Gran parte de este incremento se justifica por el alza en el precio de los energéticos (gasolina y gas). Así, la tasa anual de inflación sube a 3.33%. A pesar de este rebote en la cifra anual, consideramos que Banxico tiene espacio para recortar su tasa de fondeo en 25 puntos base durante su reunión de febrero próximo. El estreno de Joe Biden en la Casa Blanca ayudó a que el peso mexicano se apreciara por momentos a su mejor nivel desde marzo pasado. Al final de la semana borró todas sus ganancias, por una toma de utilidades que provocaron las dudas sobre la aprobación rápida del plan de estímulos en EUA y preocupaciones por la pandemia. Aun así, consideramos que la moneda volverá a intentar romper el psicológico de $19.60 después de que por semanas le ha costado hacerlo y si bien todavía no está muy claro si en el muy corto plazo el peso logrará consolidarse debajo de ese valor, consideramos que el elemento que terminará ayudando a conseguirlo es la aprobación de los estímulos fiscales en EUA

Principales referencias económicas y eventos de la semana
 Las principales referencias para los mercados financieros globales serán la reunión de política monetaria de la FED y la cifra del PIB de EUA correspondiente al cuarto trimestre del año.
Adicionalmente, en EUA se publicará de diciembre: índice de actividad nacional de la FED de Chicago, órdenes de bienes duraderos, ventas de casas nuevas, indicador adelantado, ingreso y gasto personal y ventas pendientes de casas; de enero: índice de confianza del consumidor medido por el Conference Board, índice manufacturero de la FED de Richmond, y sentimiento del consumidor de la Universidad de Michigan; así como el cambio en inventarios de petróleo.
En Europa, conoceremos confianza económica y del consumidor de enero; de Alemania, índice de clima de negocios medido por el grupo IFO de enero De Japón, producción industrial de diciembre
En México, será una semana cargada de información económica, habrá dato de PIB del último trimestre de 2020, IGAE y ventas el menudeo de noviembre.
Expectativa para el Tipo de cambio  El peso mexicano seguirá volátil, pero cotizando en un rango acotado. En la semana podría haber noticias sobre el paquete de estímulos fiscales en EUA, con la negociación del Ejecutivo y el Congreso buscando alcanzar consensos para su pronta aprobación. Noticias favorables en las negociaciones podría provocar que la moneda mexicana intente otra vez romper el nivel psicológico de los $19.60 spot. Además, se lleva a cabo la primera reunión de política monetaria de la FED en 2021. Lo relevante será el llamado que puedan hacer de que no tienen planes para cambiar su actual estrategia, en particular la de compra mensual de bonos. El PIB de EUA del último trimestre del año permitirá evaluar que tan fuerte fue la pérdida en el ritmo de recuperación a raíz que se intensifican los contagios y las medidas restrictivas para contenerlos. En este sentido, la situación de la pandemia a nivel global seguirá influyendo en el ánimo de los inversionistas. Con ello, durante la semana la moneda mexicana podría fluctuar entre los $19.55 y $20.10 spot. 
Expectativa para las Tasas de interés
Expectativa Tasas de interés:  En el mercado primario, la tasa de Cetes a 28 días podría registrar una baja o mantenerse sin cambios; por su parte, el rendimiento para los bonos de 10 años en el mercado secundario, podría moverse entre 5.40% – 5.70%.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *