En temporadas altas y el cierre de año, las empresas requerirán garantizar capital de trabajo: Drip Capital

Con el comienzo de temporadas de descuentos (como el Buen Fin), así como de eventos de ventas por las fiestas navideñas y el cierre de año, las empresas mexicanas requerirán de medidas financieras para enfrentar la crisis económica del COVID-19 y contar con el capital el trabajo suficiente para sostener sus operaciones, así como cubrir sus obligaciones de corto plazo, asegura un análisis de la fintech Drip Capital México.

“El 2020 ha sido un año complejo en cuanto a liquidez y solvencia. Esto podría traducirse en dificultades para cumplir con obligaciones, entre ellas la nómina y, por supuesto, el pago de aguinaldos o bonos de fin de año. Asimismo, los incrementos en ventas, si bien son necesarios, también representan un reto en sí mismo: mayores ventas, implican mayores gastos de operación y producción”, explicó Edmundo Montaño, director general de Drip Capital México, quien señala que las empresas tendrán una importante necesidad de capital de trabajo, por lo que el acceso a financiamiento jugará un rol clave en lo que queda del año.

Con esto en mente, Drip Capital comparte tips financieros que pueden ayudar a las empresas a navegar mejor el cierre de año y las temporadas altas en el marco de la crisis del COVID-19:

Hazte consciente de tus necesidades

En el marco de temporadas altas y el pago de bonos, aguinaldo u otras obligaciones propias del cierre del año, es normal que los costos variables aumenten. Analiza bien tus necesidades en cuanto a producción y materia prima, así como de inventario, mano de obra o comisiones de ventas.

Con base en ello, podrás saber cuál es el capital de trabajo que necesitarás durante esta etapa.

Más ventas, no siempre significan más efectivo

Que tus ventas se disparen no implica que el efectivo entrará a tu empresa de forma inmediata: en tus cuentas por cobrar, quizá haya ventas a plazos, muy populares en pedidos a clientes grandes y en la época de descuentos.


No tomes decisiones financieras que te comprometan, estudia tu ciclo de conversión de efectivo y planea alrededor de él para evitar sorpresas.

Aprende de la experiencia

Este año fue particularmente diferente a otros, puesto que implicó una crisis sin precedentes. Sin embargo, aún en el corto plazo, hay lecciones importantes que tu negocio puede aplicar.

Comienza por tomar como referencia otros momentos del año, así como tu desempeño en temporadas de años pasados para predecir imprevistos o necesidades, y definir un plan financiero que te ayude a transitar hacia 2021.

Contempla a tus proveedores o socios

La crisis del COVID-19 dejó en claro que las cadenas productivas son realmente importantes para la economía y para el ritmo de los negocios. Aunque tú no hayas sido afectado directamente, los desafíos de tus socios o proveedores también pudieron haber implicado una cuota para tu negocio.

Busca alternativas para no quedarte sin inventarios, materia prima o servicios que necesites durante esta época.

Apóyate de financiamiento

El crecimiento en ventas significa que necesitas más recursos para soportar e impulsar dicho aumento. En ese sentido, si has tenido retos importantes en tus finanzas, no descartes el financiamiento.

Para no sobre apalancarte con deudas o créditos bancarios, recuerda que existen alternativas de financiamiento de cuentas por cobrar, como el factoraje. De esta forma, tienes la ventaja de ofrecer esquemas de crédito a tus compradores y recibir el efectivo por adelantado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *