Como anillo al dedo

Como anillo al dedo 

Por Armando Rojas Arévalo 

SABRINA: Los bloqueos de calles, las marchas y las cartas abiertas le caen “como anillo al dedo”. Le dan temas para que se mofe de ellos, que siga con su cantaleta de que todo está orquestado por los “conservadores”, que hay libertad de expresión pero que él no se va a dejar, etcétera. Además, dan a sus activistas, chairos y “mantenidos” motivos para ejercitarse con miras al futuro, cuando se presente la necesidad real de contrarrestar en serio la protesta o el estallido social.  

¿O qué? ¿Crees que los bloqueos de las vías del ferrocarril en Michoacán para evitar que mercancías y productos lleguen y salgan del puerto de Lázaro Cárdenas y las tomas de casetas en autopistas por parte de “campesinos”, familiares de “presos políticos”, estudiantes guevones y “feministas” para allegarse de recursos cobrando el “derecho” de peaje son, digamos, gratis? ¿Los “plantones de maestros” en el zócalo y ciudades  capitales de estados donde la CNTE tiene su imperio demandando “mejoras” salariales y más prebendas, también son gratis? ¿O los “ayotzinapos” haciendo vandalismo con eso de que “vivos se los llevaron, vivos los queremos”, son hechos fortuitos? Claro que no. Todo pareciera responder a un plan. 

Y si a eso le agregamos la liberación de delincuentes peligrosos, imagínate.  

Las fuerzas armadas son otro rollo. Representan la salida institucional. Aquellos, los ya mencionados, las “sociales”. 

Por eso digo que todo lo que se mueve pidiendo su “renuncia” o protestando por su forma ocurrente de gobernar, le cae como anillo al dedo.  

No pretendo minimizar el “plantón” de FRENA en Paseo de la Reforma, pero como no hay desmadre no tiene el arrastre y la fuerza social que debiera, para darle YSQ una “sopa de su propio chocolate”. Sin embargo, marcó un cambio y mostró el autoritarismo frente a la libertad de movimiento y la libertad de expresión. Por algo se empieza. 

En tiempo real y sin darle forma a contestar en su estilo, los reclamos por los feminicidios, las muertes dolosas y las desapariciones aumentan. Igual crece el rechazo a sus formas de limitar la libertad de expresión. Inclusive, la prensa extranjera que veía con asombro y hasta simpatía el caso México con un presidente de izquierda como vecino de los Estados Unidos, cayó. Los corresponsales extranjeros ya no son tan amables en sus crónicas y comentarios. La política gubernamental de prensa en el extranjero no tiene operadores. La cancillería debiera utilizar el conocimiento y las “tablas” de algunos embajadores que se caracterizaron por su eficacia en este capítulo. Cuando menos sé de uno que tiene raíces en Tabasco, es fan del presidente y lo tienen olvidado.  

Ya llevamos 73 mil fallecimientos por COVID. Sarcástico él, “…ofrezco disculpas a los pueblos hermanos, pero tengo que informar al pueblo de México que tenemos menos fallecidos por habitantes que en Perú, que han sufrido mucho, que nos duele lo que está pasando con el pueblo peruano, menos fallecidos que en Chile, menos fallecidos que en Ecuador, menos fallecidos que en Brasil y menos fallecidos que en Estados Unidos”. En otras palabras, estamos a toda madre. 

RICARDO ANAYA se reintegró a la vida pública, convocando a hacer un bloque opositor. “No tengo comentario”, dijo YSQ en su mañanera de hoy, sobre el asunto. Si el regreso no está pactado (ya ves que en la política a la mexicana, todo está acordado) al rato le va a revirar con una investigación. Quienes conocen a ANAYA, aseguran que la tirada de éste es ser gobernador de Querétaro. Otra de las opciones, es ser candidato a diputado federal por el PAN en la próxima legislatura, y desde la tribuna y con fuero gritar todo lo que se ha guardado, sin mayores consecuencias. Ya lo verás.  

MIENTRAS, los que quieren hacer a un lado a MARCELO EBRARD de la carrera por la presidencia de la República, ya empezaron a manejarlo como candidato a la presidencia de MORENA. En el Senado, felices.  

EL PRESIDENTE se reunió este lunes con JAMES QUINCEY, director ejecutivo a nivel mundial de Coca-Cola. El tema, la campaña contra los productos de esa marca con el pretexto de la obesidad, la diabetes y el virus. A cambio, la empresa ofreció ayudar a pequeños comerciantes, hacer campaña de orientación nutricional, etiquetado e inversiones, etcétera.  

¿TE HAS DADO CUENTA QUE no hay quien quiera trabajar a pesar del desempleo? Aunque los datos económicos son dramáticos, a la gente le vale. En abril de este año, la CONCAMIN pronosticó que, como consecuencia de la contingencia por el coronavirus, cerrarán en todo el país un millón 170 mil empresas, lo que repercutirá en perder hasta cuatro puntos del Producto Interno Bruto (PIB). Otro dato, con el cierre de miles de empresas por la pandemia, se perdieron más de un millón de empleos, aunque el gobierno dice que no pasaron de 200 mil. De cumplirse las proyecciones realizadas por FMI, alrededor de 3 millones de personas se quedarían sin empleo (tanto en el sector formal como el en informal) en México, lo que representa el 5.3 por ciento del total de la población económicamente activa que se registró durante el 2019 y que ascendió a los 57 millones, según cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi). 

La crisis del coronavirus obligó al cierre de más de tres millones de empresas formales y establecimientos informales en México; cuyos propietarios ‘cerraron la cortina’ por la caída en las ventas, falta de recursos para pagar servicios y por no ser considerados como esenciales. 

Aún así no hay quien quiera trabajar. Pareciera una mentira, pero es la realidad. Busca a un trabajador y no lo encontrarás, porque todo el mundo está feliz en las calles vendiendo chicles, limpiando parabrisas o vendien do pomadas, bolsas de plástico para basura, refrescos, etcétera, y no dejan su día por menos de 250 pesos. Los ninis reciben “sueldo”, los estudiantes, becas; los mayores, pensión. Las madres solteras, ayuda. Las guarderías cerraron, pero los abuelos reciben una ayuda mensual por cuidar a sus nietos. No se preocupan. Papá gobierno les manda su lana. Eso aquí y en todo el mundo se llama populismo; en otras palabras, es tener contentos en la gûeva a todos…para moverlos cuando se requiera  

#laúnicaformadequesevayaesporelvoto. 

armandorojasarevalo@gmail.com  

rojas.a.armando@hotmail.com  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *