Aspiraciones desatadas por Claudia Luna Palencia

POR LA ESPIRAL

                                               Claudia Luna Palencia

@claudialunapale

            La pandemia no ha alterado el curso de las ambiciones, ni de las pugnas existenciales: Mientras Corea del Norte vuela por los aires un edificio de oficinas de enlace diplomático con Corea del Sur, ubicado en la ciudad de Kaesong, en territorio norcoreano, Irán lanza literalmente una orden “de búsqueda y captura” contra Donald Trump acusado del asesinato del general iraní, Qasem Soleimani, jefe de la Fuerza Quds de la Guardia Revolucionaria en enero pasado.

            La Fiscalía de Irán ha solicitado a la Interpol que ponga al mandatario estadounidense entre los hombres más buscados acusado de “asesinato” y “acto terrorista” después de que Alí Qasimehr, fiscal de Teherán, declarase órdenes de aprehensión contra 36 personas involucradas en el asesinato de Soleimani.

            También en la ONU se libra otro frente entre Estados Unidos e Irán relacionado con el embargo de armas a la nación persa y es que la Casa Blanca está maniobrando para que el seno del Consejo de Seguridad de la ONU no levante el embargo de armas -próximo a caducar el 18 de octubre- sino, todo lo contrario, lo prolongue por mucho más tiempo.

            Con la disputa del control de Medio Oriente con el frente de Siria abierto, los estrategas norteamericanos consideran imprescindible sostener el embargo y evitar que Irán obtenga un rol predominante no solo en Siria sino también en Yemen.

            De acuerdo con un documento enviado por la Unión Americana a la ONU,  en cuanto sea levantado el embargo sucederá que “Teherán ordenará la compra de aviones rusos capaces de atacar en un radio de 3 mil kilómetros” y ampliará “la flota de submarinos” toda vez que es cuestionable sus intenciones de obtener “una bomba nuclear”.

Ni China, ni Rusia, ven con buenos ojos las intenciones estadounidenses, mientras Teherán sigue presionando porque las sanciones comerciales y de restricción de venta de su petróleo sean levantadas cuanto antes; de hecho, producto de estas sanciones, en España la comunidad iraní ha denunciado ante el Ministerio de Relaciones Exteriores el congelamiento de sus cuentas bancarias.

“Habiendo renunciado al Acuerdo Nuclear, Estados Unidos ya no es un participante y no tiene derecho a provocar un retroceso en el Consejo de Seguridad”, esgrimió vía telemática, Zhang Jun, representante chino ante la ONU.

A COLACIÓN

            Luego está Rusia: el avance de la pandemia retrasó el referendo impulsado por el presidente Vladimir Putin con fecha del 22 de abril a favor de enmendar la Constitución e introducir 206 enmiendas entre, las que destacan, cambios en el Ejecutivo y en el Legislativo.

La aprobación de las reformas permitiría al actual mandatario Putin volver a las urnas; él permanece como presidente de la Federación de Rusia desde 2012 “cargo que ya desempeñó anteriormente entre 1999 y 2008”; y también fue primer ministro de 2008 a 2012.

El referendo para preguntarle a los rusos si están a favor o en contra de las enmiendas constitucionales comenzó el 25 de junio y concluyó el miércoles 01 de julio; según los datos de la Comisión Electoral Central, el escrutinio popular avaló con un 77% de síes todos los cambios propuestos.

Así, el político de 67 años de edad, podría permanecer en el poder hasta 2036, siempre y cuando en 2024, una vez concluya su mandato él vuelve a presentarse como candidato; las reformas incluso concederían otra nueva oportunidad electoral en 2030 para concluir en 2036.

Prácticamente el exagente de la KGB, nacido además en el seno de una familia humilde de San Petersburgo, gobernaría un total de 36 años sería más tiempo que el dictador comunista Iósif Stalin (1927 a 1953) con 31 años en el poder o bien que, la misma Catalina II, considerada la madre de la Ilustración rusa con un reinado de 34 años.

Como dato llamativo:  Stalin falleció el 5 de marzo de 1953, en ese entonces, Putin iba a cumplir 5 meses de haber nacido;  son dos figuras que en el tiempo resumen el epíteto de una era de cambios y transformaciones de la madre patria rusa en el siglo XX y el naciente siglo XXI; de la posición concéntrica de la URSS como eje de un modelo  con economías satélites a su alrededor y jugando un papel de equilibro mundial contraparte de Estados Unidos bajo la Guerra Fría.

Putin quiere hacer de Rusia un jugador con brío en una esfera internacional con varios actores preponderantes estratégicos y con dos polos yuxtapuestos como son China y Estados Unidos, con el gigante asiático apoderándose a pasos acelerados de la escena internacional. Rusia busca un sitio y no como satélite de China.

Putin quiere además ser un interlocutor internacional por  su cercanía con  China, India, Turquía, Arabia Saudita, Irán, Israel, Corea del Norte, Francia, Alemania y Siria. Intenta manejar con astucia el escenario global adverso…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *