La Universidad Autónoma del Estado de México cuenta con el equipamiento necesario para que estudiantes de la Licenciatura en Terapia Ocupacional atiendan a niños diagnosticados con autismo, trastorno de déficit de atención o parálisis cerebral, fortalezcan su sistema muscular y diseñen terapias posturales.

Los profesores de la Facultad de Medicina de la UAEM, Rocío Guadalupe García Pozos, Ana Gabriela Carmona Alfaro y Arturo Martínez Cosme, detallaron que como parte de su formación profesional en prácticas o pasantía, los alumnos tienen la oportunidad de ofrecer los servicios de estimulación temprana y recuperación a personas de todas las edades.

Explicaron que el área de integración multisensorial cuenta con una fibra de vidrio que permite trabajar con la visión de niños con autismo y dificultades de aprendizaje, lo que facilita la atención en un solo estímulo y mejora las habilidades de tolerancia y concentración.

En el área de mecanoterapia y kinesioterapia, indicaron, los universitarios atienden a personas con hemiplejia, parálisis cerebral, discapacidad física o a quienes se recuperan de fracturas en miembros superiores e inferiores, a fin de mejorar la postura y fortalecer los músculos, a través de equipamiento como estabilizador, bicicleta para mano y timón, entre otros aparatos.

Estas áreas de trabajo, consideraron los profesores universitarios, son fundamentales para la formación de los próximos terapistas ocupacionales, a fin de conocer la amplitud de su campo de trabajo y contribuir con diferentes instituciones públicas y privadas