Cerró 2019, en general positivo para los mercados financieros, con importantes ganancias en las Bolsas de Valores globales (lo mayores rendimientos se registraron en el mercado bursátil de países desarrollados), y una apreciación generalizada de las principales monedas de mundo frente al dólar (el peso mexicano cerró el año con una apreciación de 3.7%).

Los inversionistas empiezan a evaluar las perspectivas para 2020, ante un dólar debilitado, cierta estabilización de la economía global y menores tensiones comerciales entre EUA y China, un escenario diferente al que se tenía unos meses atrás.

Así, al inicio del 2020 los mercados financieros lucen fuertes, aunque registraron toma de utilidades al final de la semana, ante la incertidumbre que genera el escalamiento de tensión entre EUA e Irán.

El Presidente de EUA Donald Trump ordenó un ataque con misiles a un aeropuerto en Bagdad. Uno de los generales más poderosos de Irán, Qassem Soleimani, murió en el ataque junto al jefe de una milicia iraquí (Abu Mahdi al Muhandis). Luego del ataque, el líder supremo de Irán amenazó con una dura venganza. Esto provocó reacción en los mercados, al alimentar las preocupaciones de que ambos países puedan verse involucrados en una confrontación armada que pueda atraer a otros países.

Con lo anterior, el precio internacional del petróleo subió más de 3% a niveles no vistos desde septiembre del año pasado y se ubicó ligeramente por arriba de $63.0 dólares por barril. Por su parte, el oro subió a niveles no vistos en cuatro meses cotizando a más de $1,550 dólares por onza. Mientras que la tasa del Bono de Tesoro a 10 años cayó a 1.82%.

En cuanto a información económica, se dieron a conocer los indicadores adelantados de pedidos de compra de empresas manufactureras, en donde China mantuvo registró un nivel estable y por encima de los 50 puntos en su indicador de diciembre (PMI). En contraste, el indicador (ISM) de EUA se ubicó en su menor nivel desde junio de 2009, registrando 47.2 puntos y ligando su quinto mes en terreno de contracción.

En México, la Secretaría de Hacienda reportó que en noviembre se logró un superávit primario de 1.2% del PIB en las finanzas públicas, monto que representó 303.2 millones de pesos. Dando muestra de que las finanzas públicas se mantienen en orden.

Principales referencias económicas y eventos de la semana

El principal referente para esta semana será el reporte oficial de empleo en EUA, correspondiente al mes de diciembre. Con las bases sentadas de que la FED no planea realizar cambios en su política monetaria, los datos económicos jugarán un papel importante sobre las expectativas de los inversionistas.

Adicionalmente, en EUA se publicará de noviembre: balanza comercial y pedidos de fábrica; de diciembre: ISM de servicios y cambio en el empleo privado (ADP); así como los inventarios de petróleo.

En Europa, se conocerá el dato final de PMI de servicios y compuesto, estimación de inflación, confianza económica y del consumidor, todo de diciembre. En Alemania, producción industrial de noviembre.

En México, conoceremos la producción industrial de noviembre; y de diciembre la inflación e índice de confianza del consumidor.

Expectativa para el Tipo de cambio

Poco a poco el volumen de operación se irá estabilizando, después de las fiestas navideñas y de fin de año, por lo que la volatilidad volverá a ser la característica principal en el mercado cambiario mexicano. El evento de riesgo registrado el viernes pasado (ataque militar de EUA y muerte a un general iraní en aeropuerto de Bagdad) podría seguir pesando en los mercados financieros al inicio de la semana y dependerá de la reacción que tenga Irán si se prolonga la aversión al riesgo, que normalmente es temporal.
Los inversionistas seguirán optimistas respecto a la negociación comercial entre EUA y China, y estarán muy atentos al posible anuncio de la fecha para la firma de la fase 1 del acuerdo comercial bilateral. Por su parte, las cifras económicas globales, en particular el informe de empleo estadounidense y del sector manufacturero en China, servirán para evaluar la salud de la economía mundial. Además, el Senado estadounidense retoma sus trabajos por lo que el tema del juicio político a Trump y la votación para la ratificación del T-MEC volverán a ser noticias. Por consiguiente, durante la semana el peso mexicano podría fluctuar entre los $18.75 y $19.15 por dólar spot.

Expectativa para las Tasas de interés

En el mercado primario, la tasa de Cetes a 28 días podría registrar un alza o mantenerse sin cambios; por su parte, el rendimiento para los bonos de 10 años en el mercado secundario, podría moverse entre 6.75% – 6.95%.