Epistolario

ELISA: El INEGI reveló que se registró tasa nula de crecimiento en el último trimestre y dice que estamos prácticamente en recesión técnica. Para que no se diga que estamos muy bien. EN TANTO, AMLO sigue perdiendo ranking. Bajó, según Mitofvsky, 12 puntos.

El presidente hizo dos pronunciamientos que vale la pena analizar, en su visita a Tlapa, Guerrero, el sábado pasado. En el primero exculpa al Estado de la desaparición de los estudiantes de Ayotzinapa. El segundo, revela su preocupación y advierte que en México no es posible un golpe de estado o un cambio de gobierno por el uso de la fuerza, porque su gobierno ha hecho cambios y reformas constitucionales que impiden tal recurso.

Escucha tambores de guerra. AMLO trata de decir a quienes ya piensan en un golpe de estado, tranquilos, pero lo que hace es perturbar más, porque saca el tema en un momento inapropiado. “Ahora va a haber revocación del mandato, el Presidente de la República se va a someter a una consulta en el 2022; se le va a preguntar al pueblo: ¿quieres que continúe el Presidente o que renuncie? El pueblo pone y el pueblo quita. ..No queremos aquí en México golpes de Estado, no queremos la imposición mediante la fuerza”.

La primera afirmación tiende a echar por tierra cualquier versión sobre la participación de grupos policiales del gobierno en la desaparición de los jóvenes, como parte de un operativo específico. ¿Quiere decir esto que todos los servidores públicos –tanto el que era gobernador, como el alcalde de Iguala, jefes policíacos y agentes de gobierno- señalados como responsables, son inocentes?

LÓPEZ OBRADOR ofreció protección y hasta recompensas a quien o quienes tuvieran información que conduzca a la verdad. Ocurre que el asunto está convertido en un verdadero embrollo por tantas manos que se han metido en la investigación; mientras, la famosa Comisión de la Verdad anda perdida en la confusión.

Tlapa, población ubicada en la sierra de Guerrero, está ubicada casi al final de la carretera que parte de Chilpancingo y comunica la capital de la entidad con Tixtla, Chilapa y comunidades mixteco-tlapanecas. El asesinato de los estudiantes no fue crimen de estado, dijo. O sea, ¿ni el Ejército ni la policía ni ningún otro grupo del gobierno cometieron el crimen de los 43 muchachos de Ayozinapa? ¿Fueron “Guerreros Unidos”?

Con esta afirmación, el presidente libera al Estado de cualquier señalamiento como responsable de la desaparición de los jóvenes normalistas. Sin embargo, la tesis es contraria a lo que se manejó al principio, cuando se afirmó, con base en videos y testimonios, que cuerpos de seguridad del Estado –policías municipales, estatales y federales, incluyendo al Ejército- participaron en los hechos del 26 de septiembre de 2014, considerados por unos como “desaparición forzada”.

¿Quiere decir esto que el ex gobernador de Guerrero, ANGEL AGUIRRE y el ex alcalde de Iguala JOSÉ LUIS ABARCA (hoy, preso con su esposa), son inocentes?

Interesante la expresión del presidente. ¿Será que se adelanta a anunciar el resultado de la investigación de la Comisión de la Verdad, integrada por él mismo por decreto emitido el 4 de diciembre de 2018? Esta comisión está conformada por representantes de las madres y padres de las víctimas, organizaciones civiles, Secretaría de Gobernación, Relaciones Exteriores y Hacienda y Crédito Público, y está encabezada por ALEJANDRO ENCINAS, subsecretario de Derechos Humanos de Gobernación. Su función es facilitar y dar seguimiento a una nueva investigación independiente a la fiscalía especializada para el caso Ayotzinapa.​

En Tlapa, el titular del Ejecutivo se comprometió también a esclarecer el asesinato del activista de los derechos humanos en la región, ARNULFO CERÓN.

También es interesante la afirmación de LÓPEZ OBRADOR, en el sentido de que en México no prosperará un golpe de estado, por los cambios y reformas que se han hecho a la Constitución que impiden el uso de la fuerza para destituir a una autoridad legal y legítimamente constituida.

“No queremos en México golpes de estado”, dijo LÓPEZ OBRADOR, de frente a las versiones de que hay grupos de la derecha que planean destituirlo. ¿Cuáles son esos cambios? Uno de ellos, dijo, es la revocación del mandato.

No es la primera vez que LÓPEZ OBRADOR habla de un golpe de estado. El 2 de noviembre de este año, AMLO dijo contar con el respaldo de una “mayoría libre y consciente, justa y amante de la legalidad y de la paz”, que no permitiría un golpe de Estado, ya que el México de hoy “no es tierra fértil para el genocidio ni para canallas que lo imploren”.

El 4 de ese mismo mes, en su casa de Palenque, Chiapas, señaló, en respuesta al general DEMETRIO GAYTÁN OCHOA que lo criticó abiertamente en un desayuno con altos mandos del Ejército: “Creo que es importante la claridad. Al pan, pan y al vino, vino. Hay que tener mucha claridad y por eso lo de mi mensaje. Para que nadie esté pensando que hay condiciones para dar un golpe de Estado. No existen condiciones. Eso es lo que digo. No hay esas condiciones, para que no se caiga en esa tentación”,

MIENTRAS TANTO, apunta: El gobierno mexicano ha gastado 597 mil 981 dólares (11 millones 541 mil pesos al tipo de cambio actual) por servicios de mantenimiento y estacionamiento del avión presidencial José María Morelos y Pavón, desde diciembre pasado, en el Aeropuerto de Logística del Sur de California, también conocido como Victorville Airport, en el condado de San Bernardino, California.

¡Qué necesidad! ¿Por qué AMLO no quiere el avión? Sencillo. La nave fue comprada por el gobierno de CALDERÓN, su acérrimo enemigo, y lo usó PEÑA NIETO para todos sus viajes internacionales y algunos nacionales. A lo mejor cree que usando el avión se hace cómplice de aquellos. ¿Qué culpa tienen el avión y el erario?

¡EN QUÉ PROBLEMA meten a México los LeBarón pidiendo al gobierno de los Estados Unidos considere “terroristas” a las bandas criminales! De ser así reviviríamos el episodio cuando tropas de aquel país entraron a territorio mexicano buscando a PANCHO VILLA.

SI MARGARITA RÍOS FARJAT deja el SAT para ser ministra de la Corte, podría sustituirla ROSALINDA LÓPEZ HERNÁNDEZ. Nada menos, hermana del gobernador de Tabasco y esposa del gobernador de Chiapas.