El Banco Central estadounidense recortó su tasa de interés por tercera ocasión consecutiva, en 25 puntos base. Con ello, ahora se ubica en 1.75%. El Banco Central norteamericano buscó en su comunicado alinear sus expectativas de futuros pasos en la política monetaria con los del mercado financiero. Expresó que le gustaría pausar su ciclo de baja en las tasas de interés, para revisar su efecto hasta ahora y seguir atentos al desempeño económico en EUA. Por el momento, parece ser que el mercado le compró la idea de una pausa, ya que la probabilidad que ahora le dan a un recorte de tasas para su reunión de diciembre es menor al 20.0% (previo al encuentro era superior al 90%).
Aunque el hecho de la FED quisiera no recortar más veces el costo del crédito no es una idea que le guste a los mercados financieros, Powell lo matizó primero diciendo que la decisión seguirá dependiendo de la evolución económica y que un escenario de subidas de tasas está lejos de presentarse.
Por otro lado, la evolución económica en EUA se mantiene en buena forma. Aunque la economía ha perdido cierta fuerza en el tercer trimestre, esta baja en el dinamismo no fue tan grande como se esperaba. Asimismo, el mercado laboral se mantiene fuerte, aunque el ritmo de contratación se ha reducido un poco. En el futuro, nuevamente las cifras económicas en EUA generarán movimientos abruptos en las apuestas sobre los próximos pasos de la FED.
Por su parte, por momentos el tema del conflicto comercial entre EUA y China volvió a acaparar la atención de los mercados financieros. Hubo dos noticias que redujeron un poco el optimismo sobre los avances en la negociación. En primer lugar, el anuncio de Chile de la cancelación de la reunión de APEC (a mediados de noviembre), sede que sería aprovechada por Trump y su homólogo chino para firmar la denominada fase 1 del acuerdo parcial. En segundo lugar, las autoridades chinas pusieran en tela de juicio la posibilidad de llegar a un acuerdo a largo plazo por la desconfianza que genera el presidente Trump y el hecho de que siguen sin estar dispuestos a ceder en los asuntos más comprometidos.
Adicionalmente el tema un posible juicio político a Trump tomó fuerza; la Cámara de Representantes votó a favor una resolución para formalizar los procedimientos para la próxima fase de la investigación pública del impeachment. Se trató de la primera prueba formal de apoyo a la investigación. El siguiente paso es que la cámara baja vote por el inicio del juicio político, lo cual podría suceder a finales de año. A pesar del impacto político que podría traer este procedimiento, para lograr remover a Trump de su cargo, se necesitaría el apoyo de dos terceras partes de la votación de los Senadores, algo que actualmente luce complicado de suceder.
Respecto al Brexit, no sólo se evitó una salida desordenada por la prórroga otorgada por la Unión Europea (hasta el 31 de enero de 2010), sino también tras tres intentos fallidos, el primer ministro británico, Boris Johnson, consiguió el respaldo de la Cámara de los Comunes para celebrar elecciones generales anticipadas en el Reino Unido el 12 de diciembre próximo. El apoyo del Parlamento fue abrumador una vez que se ha evitado una salida sin acuerdo tras la nueva extensión otorgada por Bruselas.
Estos comicios pueden ser interpretados como un nuevo referéndum sobre el Brexit y podrían allanar el camino para concluir después de tres años el proceso de salida de la UE. El problema sería que el resultado de las elecciones no permita tener un Parlamento con una mayoría clara y estable, por lo que si este es el caso, el período de alta incertidumbre y confusión continuará y el Reino Unido necesitaría otra prórroga más allá del 31 de enero.
En México, la estimación oportuna del PIB confirma una contracción de la economía mexicana en el tercer trimestre del año. Así, en los primeros nueve meses del año, la economía mexicana ha estado estancada, con un crecimiento de 0.0%.
Nuestra expectativa es que se presente un ligero repunte en el último tercio del año, que le permita al PIB finalizar todo el 2019 con un mínimo pero positivo avance, cercano al 0.2% (el promedio esperado por los analistas consultados por Banxico en octubre fue de 0.26%). Sin embargo, aunque todavía es muy prematuro para hablar de recesión, la falta de catalizadores de inversión mantienen el riesgo de que se profundice la pérdida de dinamismo de la economía en lo que resta de año y hacia el próximo.
El peso mexicano registró un comportamiento errático en la semana pasada, cotizando en un rango entre $19.02 – 19.25 spot. El tema del conflicto comercial, la especulación en torno a la FED, junto con las noticias sobre el proceso de ratificación del TMEC en el congreso estadounidense, seguirán definiendo la tendencia de la moneda para las siguientes semanas.
Octubre resultó muy favorable para la moneda mexicana, que inició el mes en niveles cercanos a $19.90 por dólar spot interbancario, y alcanzó su mejor nivel la semana pasada en $19.02 (apreciación de 4.0%). Noviembre inicia con un tipo de cambio cercano a $19.15, con los inversionistas aún optimistas por los eventos de riesgo todavía no resueltos  (EUA-China, T-MEC, BREXIT,  FED, Banxico).
 
Principales referencias económicas y eventos de la semana
Esta semana, las referencias serán escasas, por lo que la atención de los inversionistas  seguirá en torno a cualquier noticia sobre las negociaciones comerciales entre EUA y China, así como la especulación en torno a los futuros pasos de la FED por la publicación de cifras económicas o declaraciones de funcionarios regionales del banco central estadounidense.
Adicionalmente, en EUA se publica de septiembre: pedidos de fábrica y balanza comercial; ISM de servicios de octubre y sentimiento del consumidor de noviembre; así como el cambio en inventarios de petróleo.
En Europa, se conocerá el PMI manufacturero, de servicios y compuesto de octubre. En Alemania, la producción industrial de septiembre. En Asia, de China, PMI compuesto y de servicios (Caixin) y exportaciones de octubre.
En México, se dará a conocer la inversión fija bruta de agosto y; índice de confianza del consumidor e inflación de octubre.
Expectativa para el Tipo de cambio
El mercado cambiario estará muy sensible a los acontecimientos en torno al conflicto comercial entre EUA y China. Es probable que se defina una sede para la posible firma de la pase 1 del acuerdo parcial, y al mismo tiempo seguirán las dudas de que esto podría traducirse en una solución definitiva del conflicto en el corto plazo. Por su parte, las cifras en la semana, sobre todo las de ISM de servicios y pedidos de fábrica, le servirán a los inversionistas para especular sobre la posibilidad de cumplimiento de la pausa que implícitamente manejó la FED sobre la realización de mayores recortes de tasas. Los avances del juicio político de Trump y las implicaciones que tendría para el proceso de ratificación del T-MEC en el congreso estadounidense. Con ello, durante la semana la moneda mexicana podría fluctuar entre los $19.01 y $19.35 spot.
 
Expectativa para las Tasas de interés
En el mercado primario, la tasa de Cetes a 28 días podría registrar una baja o mantenerse sin cambios; por su parte, el rendimiento para los bonos de 10 años en el mercado secundario, podría moverse entre 6.72% – 6.85%.bnnio