Concluye el mes de octubre con múltiples referencias económicas, financieras y políticas, que se pueden convertir en catalizadores u opresores de la dinámica de la mayoría de los mercados financieros globales, en particular del peso mexicano.

Los temas no son distintos a los que se ha hecho mención a lo largo de los últimos meses,
pero en algunos casos comienza a percibirse un posible desenlace en el corto plazo.
En este sentido, durante esta semana la atención de los inversionistas estará enfocada en:

• Reunión de política monetaria de la Reserva Federal de EUA. Este miércoles 30 de
octubre la autoridad publica su decisión sobre las tasas de interés. Aunque los
funcionarios integrantes de la FED están más inclinados a no realizar mayores recortes de
tasas, difícilmente podrán desligarse de las actuales expectativas del mercado que
actualmente le otorgan un 90% de probabilidad a ese escenario. Esta probabilidad subió
después de las recientes débiles cifras de producción industrial, ventas al menudeo y
órdenes de bienes duraderos. Además de la decisión sobre el costo del crédito, serán
relevantes los mensajes durante la conferencia de prensa de su presidente Powell, para
buscar anticipar futuros pasos del banco central estadounidense, sobre todo si perciben
menores riesgos después de que a pesar de la incertidumbre por los temas geopolíticos,
parece que por el momento se descartan los peores escenarios, en particular el del
conflicto comercial entre EUA y China y la negociación del Brexit.

• Negociación del Brexit. Después de que la Unión Europea (UE) accedió a darle a Reino
Unido una extensión de tres meses más para salir del bloque, hasta el 31 de enero de
2020, con lo que por el momento se descarta una salida desordenada (Brexit duro), ahora
la atención radica en lo que busque realizar el primer ministro Boris Johnson, en particular
su intento de poder realizar elecciones generales anticipadas (12 de diciembre). Johnson
requiere del apoyo de dos tercios del voto del Parlamento, algo que luce muy complicado
de alcanzar. Estamos seguros que en caso se ser rechazada su propuesta, Johnson no
claudicará y podrá hacer algunas concesiones para obtener el apoyo de la oposición. Por
su parte, los partidos opositores podrían solicitar un voto de moción de confianza (para
ver si Johnson continúa como primer ministro) o incluso la petición de un segundo
referéndum.

• Cifras económicas en EUA. En la semana destacan tres reportes sobre la economía
estadounidense: PIB del tercer trimestre del año (se espera que refleje un menor ritmo de
crecimiento respecto a trimestres previos), informe de empleo de octubre e ISM
manufacturero, también de octubre. Estos datos permitirán hacer una mejor evaluación
sobre la salud de la mayor economía del mundo. La perspectiva es que las cifras sean
interpretadas por los inversionistas como débiles (reflejando un impacto perjudicial de la
(favorecer al peso mexicano) y aumentar las apuestas de que la FED tendría que seguir
con sus recortes de tasas por mayor tiempo y en mayor magnitud.

 

• Noticias sobre el conflicto comercial. Aunque no está programado alguna reunión o
encuentro bilateral, no se puede descartar que a lo largo de la semana surjan noticias
sobre las negociaciones entre EUA y China. El optimismo al respecto se ha apoderado de
los mercados financieros y las declaraciones de ambas Partes van encaminadas a que
avanzan en lo que denominaron una Primera Fase de un acuerdo comercial. Incluso, los
más recientes comentarios del presidente Trump hacen mención de que espera firmar una
parte significativa del acuerdo comercial con China antes de lo previsto (aunque no dio
detalles sobre las fechas).

• Elecciones en Argentina. El opositor Alberto Fernández triunfó en los comicios
presidenciales, devolviendo al poder al peronismo de centroizquierda. Esta victoria ya
estaba descontada y genera nerviosismo en los mercados financieros. En agosto pasado, la
amplia ventaja de Fernández en las elecciones primarias provocó fuertes turbulencias
financieras, con caídas en la mayoría de los activos de economías emergentes (también del
peso). Aunque inicialmente el efecto contagio ha sido escaso, no podemos descartar que
se presenten episodios de fuertes caídas en activos considerados de mayor riesgo.

• PIB de México. Este miércoles 30 de octubre, INEGI da a conocer su estimación oportuna
del PIB de México correspondiente al tercer trimestre del año. Los recientes indicadores
económicos (en particular los del IGAE) demuestran que se ha profundizado la pérdida de
dinamismo, con lo que se fortalece la percepción de estancamiento en el año. Así, durante
el período julio-septiembre, la economía mexicana muy probablemente se contrajo
alrededor de -0.4% a tasa anual desestacionalizada (con cifras originales la variación será
muy cercana a cero). Aunque este bajo dinamismo no es sorpresivo, si éste resulta mayor a
lo anticipado, la moneda mexicana podría reaccionar de forma negativa.

Ponderando los seis puntos arriba mencionados, hay margen para sesgarse a pensar que el
peso mexicano podría continuar con su tendencia de apreciación de los últimos días y
romper el nivel psicológico de los $19.0 spot. El tema del (posible) recorte de tasas por parte
de la FED y el optimismo sobre la negociación entre EUA y China, dominarían a las restantes
preocupaciones.

Sin embargo, debemos estar conscientes de que la evolución de los temas mencionados son
lo suficientemente riesgosos para no descartar que se compliquen y cambien el sentimiento
en el mercado cambiario mexicano por uno menos optimista, y la presión sobre la moneda
regrese.