El diputado de morena, Mario Gabriel Gutiérrez Cureño, solicitó que el gobierno  del Estado de México investigue la tala clandestina en Ocuilan y los actos delictivos cometidos en perjuicio de autoridades municipales y la población que lucha contra esa actividad en las zonas forestales.

En sesión del Tercer Periodo Ordinario, el legislador Gutiérrez Cureño se pronunció ante el Pleno de la 60 Legislatura para solicitar acciones de la Secretaría del Medio Ambiente, la Procuraduría de Protección al Ambiente, la Fiscalía General de Justicia del Estado de México y la Secretaría de Seguridad, ante las situaciones señaladas.

Explicó que en el parque nacional Lagunas de Zempoala, ubicado en la Faja Volcánica Transmexicana, que en esta parte abarca los municipios de Huitzilac, Morelos, y Ocuilan de Arteaga, en el Estado de México, ha sido afectado desde hace muchos años por la devastación de los talamontes, quienes han arrasado con más de tres  mil hectáreas y que se encuentran auspiciados por gente de poder económico y grandes madereros que les surten de armas, equipos de radiocomunicación y sierras de última generación.

“A pesar de que se han iniciado carpetas de investigación, no se ha visto que este problema se haya reducido; por el contrario, se estima que se talan alrededor de 300 árboles al día, los cuales son sustraídos ante la mirada atónita de los pobladores y la omisión de las autoridades para combatir estas actividades”, lamentó.

A este pronunciamiento, se sumaron las diputadas Araceli Casasola Salazar (PRD), María de Lourdes Garay Casillas (PES), Juliana Felipa Arias Calderón y Rosa María Pineda Campos, así como los legisladores Carlos Loman Delgado, Juan Carlos Soto Ibarra, y el Grupo Parlamentario del PT.