Al dictar la conferencia “El Procedimiento de Conciliación Pre judicial”, la catedrática de la Universidad Nacional Autónoma de México, María Ascensión Morales Ramírez consideró que en la reforma laboral, la conciliación tendrá un papel relevante, pues se pretende que solo un mínimo de asuntos llegue a los tribunales a través de la vía jurisdiccional y la mayoría se resuelva por la conciliación.

En el auditorio Abel Villicaña de la Escuela Judicial del Estado de México y acompañada por el consejero de la Judicatura mexiquense, Gerardo de la Peña Gutiérrez, la también integrante del Sistema Nacional de Investigadores indicó que la desaparición de las juntas de conciliación y arbitraje y su sustitución por tribunales dependientes del Poder Judicial, así como la creación del Organismo Descentralizado como Centro federal de Conciliación, son algunos de los temas torales de la reforma.

Ante alumnos del Diplomado en Derechos Humanos Laborales y Justicia Laboral, Morales Ramírez se refirió a artículos de la nueva ley: 684-A, 684 E y 685 ter relacionados con el proceso de conciliación pre judicial que incluyen 17 temas y que consideró los estudiosos están obligados a conocer.

La especialista detalló las etapas de dicho proceso, en el cual asuntos como acoso sexual, discriminación en el empleo, por embarazo, por razones de sexo, trata laboral, trabajo infantil, se encuentran entre los supuestos en los que no se recurre a la conciliación sino directamente a la vía judicial.

Morales Ramírez indicó que los funcionarios conciliadores deberán estar especializados en la solución de conflictos y en la mediación, a fin de conducir el proceso que tendrá una duración de 45 días, desde su inicio, el auto de radicación, notificación del citatorio, la audiencia de conciliación, hasta la firma de un convenio y su cumplimiento, así como sus variantes, por ejemplo, cuando una o las dos partes no comparezcan.