Además de ofrecer autos con alta calidad en el mercado, KIA considera como prioridad la seguridad, la salud y el medio ambiente.

Así como en el mercado automotriz destacan modelos KIA con cero emisiones, que contribuyen a la reducción de toneladas de CO2 hacia el medio ambiente, los procesos de manufactura en su planta de Pesquería están encaminados a convertirse en un proceso industrial “cero emisiones”.

Lo anterior se debe al hecho en que la compañía cuida los aspectos ambientales y de seguridad en todas las etapas que componen su proceso de producción. En materia hídrica, KIA utiliza agua industrial en sus procesos, misma que recibe un tratamiento de reciclaje para optimizar el recurso y así, evitar el uso de agua potable.

En el caso del proceso de pintura, las emisiones contaminantes al medio ambiente son prácticamente eliminadas gracias al sistema RTO (por sus siglas en inglés: Regenerative Thermal Oxidizer), que consiste en la filtración de los compuestos volátiles orgánicos a través de una cámara de incineración donde se purifica el aire antes de ser liberado al medio ambiente.

Además, en las diferentes naves de producción, existe un control estricto sobre los residuos, empaques y contenedores para su reciclaje y correcto proceso de los mismos.

 

La salud y seguridad de nuestros empleados, ha sido otra prioridad. Para salvaguardarlos de diferentes riesgos físicos y químicos propios de sus funciones, los niveles de ruido, iluminación, calor, vibración y accidentes en general son constantemente monitoreados.

Por estas razones, hemos sido capaces de incursionar en procesos de certificación regulatoria como industria limpia con PROFEPA y PASST con STPS, así como procesos de certificación de nuestros sistemas de gestión de medio ambiente y seguridad.

El cuidado ambiental fuera de la planta ha sido una constante para la marca, pues reciente se unió al reto de limpieza aplicado en un segmento del río Pesquería. Este ejercicio en coordinación con la comunidad, municipio, voluntariado de KIA y Fundación Biósfera de Álica involucró a más de 700 personas quienes pudieron retirar en unas cuantas horas, 5 toneladas de basura de este importante río.

Con estas acciones avaladas por las certificaciones correspondientes, la planta de KIA en Pesquería está en el camino correcto para convertirse en una planta “cero emisiones”.