Callejón Informativo

En Michoacán hay una serie de reacciones entre la clase política como resultado de declaraciones expuestas por el ex gobernador interino Jesús Reyna García, quien acusó presuntas extorsiones que recibió en su momento para no terminar en prisión, así como excesos en que incurrieron personajes cercanos al ex comisionado federal para la seguridad en dicha entidad, Alfredo Castillo Cervantes, operador judicial cercano al ex presidente de México, Enrique Peña Nieto.

Aquí en el estado de México no se ha hablado mucho al respecto, sin embargo en Michoacán diversas autoridades y dirigentes políticos reaccionaron tras lo dicho por Jesús Reyna; la mayoría apuesta por una investigación que esclarezca los hechos pues sugieren que Castillo y sus operadores cometieron atropellos en coordinación con el ex mandatario Fausto Vallejo.

Jesús Reyna anunció una serie de denuncias en contra de ex funcionarios federales que participaron en la gestión de Enrique Peña, además señaló a Castillo de actuar con total impunidad en el uso de la fuerza, con poder y el aparato del Estado para doblegar a quienes no se alinearan a sus decisiones.

Diversos medios michoacanos dieron a conocer desde el domingo pasado que Jesús Reyna presentó una denuncia penal en contra de miembros de la Fiscalía General de la República, por el delito de extorsión, quienes le exigieron el pago de dos millones de dólares a cambio de su libertad en 2014, cuando se le vinculó con el crimen organizado.

Es importante mencionar que en la mayor crisis de inseguridad en 2014, Jesús Reyna fue detenido y encarcelado por cuatro años, hasta que la Fiscalía retiró los cargos en su contra. Obtuvo la libertad el 22 de Diciembre del 2018, aunque en Febrero adelantó que presentaría denuncias contra ex funcionarios de la ex PGR y Poder Judicial.

En aquella época surgieron las llamadas autodefensas para hacer frente al poder del crimen organizado, que -se dijo- había infiltrado hasta el gobierno del estado, tocando al ex gobernador Fausto Vallejo, cuyo hijo fue relacionado con miembros de la delincuencia, así como Reyna, quien fue detenido siendo gobernador interino.

En ese contexto, el gobierno peñista designó a Castillo Cervantes como Comisionado Federal para la Seguridad en Michoacán, cargo que fue considerado como un vicegobernador, pues llevaba todo el respaldo del presidente de la República en turno.

Alfredo Castillo es un personaje cercano al grupo de los Castillejos, quien se empoderó durante el gobierno de Enrique Peña en el estado de México, cuando se complicó el conocido caso de la niña Paulette Guebara, en Huixquilucan, mismo que le explotó en las manos a Alberto Bazbaz Sacal, quien se desempeñaba como procurador General de Justicia.

Castillo, quien era subprocurador, fue quien terminó resolviendo el caso apoyado en Mirna García Morón, entonces secretaria particular de Bazbaz, a quien también premió el estado con diversos cargos fuera de dicha dependencia.

Hay que recordar que Bazbaz era una posición de David Korenfeld Federman, ambos eran socios en una firma de abogados, pero ante la pifia que representó el caso Guebara, asumió el control de la Procuraduría el Grupo de los Castillejos, cuya figura principal es el ex consejero Jurídico de la Presidencia de la República, Humberto Castillejos Cervantes.

En anteriores columnas se expuso quiénes integran el grupo de los Castillejos.

“El ex Consejo Jurídico, Humberto Castillejos es hijo de Marcos Castillejos, prestigiado abogado asesinado en 2008, afuera de su despacho ubicado en la calle de Mazatlán,102, en la colonia Condesa, de la Ciudad de México, su primo es Raúl Cervantes Andrade, a quien impulsaron para ser procurador General de la República, mientras que Jaime Alejandro Gómez Sánchez, el actual Fiscal General de Justicia del Estado de México, fue su asesor allá en la oficina de la Presidencia de la República. Otro familiar es César Castillejos, titular de Comunicación Social en la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), a quien enviaron a trabajar también en la campaña de Alfredo del Mazo Maza, el gobernador mexiquense.

Marcos Castillejos -el papá- llegó a reunir respaldos contundentes de juristas, políticos, empresarios y grupos fácticos, que heredó su hijo, Humberto Castillejos, el ex Consejero Jurídico, quien trabajó de cerca con ex procuradores Generales de la República como Rafael Macedo de la Concha y Eduardo Medina Mora.

Este grupo mantuvo el control de las instancias de seguridad pública en el gobierno federal, tanto en el sexenio de Vicente Fox Quezada como en el de Felipe Calderón Hinojosa, a través de Genaro García Luna y Luis Cárdenas Palominos.

Las tres principales fuerzas políticas, a nivel nacional, sabían que tanto García Luna como Cárdenas Palominos y Alfredo Castillo Cervantes, crecieron con el cobijo de los Castillejos. La influencia de este grupo es tal que Luis Cárdenas dejó el control de la Policía Federal para asumir el mando de seguridad de Grupo Azteca propiedad de Ricardo Salinas Pliego.

En este grupo se identificó a Genaro García Luna, el poderoso jefe de la policía federal en los sexenios panistas y secretario de Seguridad Pública en el gobierno de Felipe Calderón Hinojosa, así como a Luis Cárdenas Palominos, el número dos del primero mencionado; quien fue yerno de Marco Castillejos y a otro mexiquense conocido: Alfredo Castillo, ex procurador de justicia mexiquense, hombre clave en el caso Michoacán y otrora Comisionado Nacional del Deporte. A los anteriores se sumaban también Monte Alejandro Rubido y Tomás Zerón de Lucio.

Luis Cárdenas, hijo de Cuauhtémoc Cárdenas Ramírez, ex director de la policía judicial con Carlos Hank González en el Distrito Federal y colaborador de la Dirección de Seguridad Nacional con Pedro Vázquez Colmenares y Jorge Tello Peón, dejó la función pública en medio de diversos cuestionamientos públicos solo para convertirse en jefe de seguridad del Grupo Salinas, en aquellos años.

A la fecha se sabe que Alfredo Castillo mantiene una relación cercana con Oliver Fernández Mena, ex tenista profesional, a quien se ubica como operador de Jaime Camil. De acuerdo con gente de ese círculo, se dedican a realizar diversos trámites que requieren su especialidad, aunque el ex deportista con cercanía también al ex gobernador César Camacho Quiroz, ha sido expuesto en casos de presunta corrupción, al amparo del poder peñista. Interesante.

Atajos

Por la derecha: El Comité Directivo Estatal (CDE) del Partido Acción Nacional (PAN) continúa desarrollando los talleres de introducción para poder completar la afiliación de diversas personas. De acuerdo con Jorge Inzunza Armas, el presidente del partido, los talleres son la última fase para que personas que por mucho tiempo no pudieron acreditar la militancia activa lo logren este mismo año.

Por el centro: En estos días que para diversos funcionarios son de vacaciones por la Semana Santa, el director General del Sistema DIFEM, Miguel Torres Cabello, se mantiene atendiendo instrucciones de la señora Fernanda Castillo del Mazo, la presidenta honoraria del organismo.

Por ejemplo ayer supervisó las obras de las que serán las nuevas instalaciones de la Procuraduría de Protección de Niños, Niñas y Adolescentes.

Torres señaló que con ello se busca fortalecer las acciones que se realizan para la protección integral de los menores y adolescentes mexiquenses.

Por la izquierda: El gobierno de la capital mexiquense puso en marcha el operativo permanente de confinamiento del carril derecho para el transporte público en el primer cuadro de la ciudad, con el fin de reordenar dicho servicio y brindar mayor seguridad al peatón y automovilista. Habrá que ver los resultados, de entrada es claro que difícilmente se criticara cualquier intención por meter en orden a los “camioneros”.