Desde un monitor cuidan y vigilan las calles de la capital mexiquense. Basta con identificar un comportamiento inadecuado para que un grupo de dos mujeres y dos hombres sordomudos den aviso a las autoridades para evitar delitos. Es en el Centro de Control y Videovigilancia C2 donde ellos, conocidos como Centinelas Señantes, apoyan en las tareas de seguridad pública y de tránsito.