Durante la conmemoración del 80 aniversario del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y 40 años de vida en el Estado de México, se presentó el libro “En el Cerro de los Magueyes: Metepec, de la época prehispánica al siglo XX”.
La obra, bajo el sello del Fondo Editorial Estado de México, fue coordinada por el historiador y cronista municipal Cristian Reynoso Rodríguez, quien junto con ocho investigadores dio luz a varios siglos de historia, con temas que abordan los hallazgos arqueológicos; la tenencia y explotación de la tierra; la arquitectura novohispana; las epidemias; los medios de transporte; los conflictos armados posrevolucionarios y el desarrollo artesanal de Metepec.
En el acto encabezado por Luis Antonio Huitrón Santoyo, Delegado Federal del INAH en la entidad y Roque René Santín Villavicencio, Secretario Ejecutivo del Consejo Editorial de la Administración Pública Estatal, el representante de la alcaldesa Gaby Gamboa Sánchez, el director de Cultura del municipio Edgar Moisés Martínez Chais, resaltó que el texto recorre, de manera profunda, aspectos nunca antes abordados en la memoria escrita de la demarcación por lo que, sin duda, dijo, es uno de las compilaciones más sobresalientes de los últimos años en Metepec.
“Al estudiar, comprender y preservar la historia de los pueblos se construye la memoria que afirma su identidad y nutre su sentido de pertenencia; los estudiosos de la historia y la arqueología tienen el compromiso de investigar los orígenes de las civilizaciones para comprender el presente y vislumbrar un mejor futuro. En este sentido, es grato compartir una parte de las entrañas de Metepec, territorio dinámico en su crecimiento y orgulloso de su inquietud cultural que resguarda un gran patrimonio histórico con sutil aire de provincia, olor de arcilla húmeda, bullicio de antiguo tianguis y algarabía de fiesta patronal. Allí, oriundos y foráneos nos sentimos orgullosos de nuestro hogar”, refirió.
El INAH, celebra 80 años de haber sido establecido como el organismo responsable de proteger el enorme patrimonio arqueológico e histórico del país, así como de estudiar la realidad indígena en su extendida geografía. De igual forma, conmemora las primeras cuatro décadas del Centro INAH Estado de México, encargado de la investigación, conservación y difusión de la riqueza histórica de la entidad.