PUNTALES

>El México prometedor

>Inversionistas atraídos por bonos

>Mercados estables y atractivos

Con dos y medio meses en el cargo y después de que para muchos la toma de posesión se convirtió en una larga espera, el Presidente Andrés Manuel López Obrador continúa generando muchas expectativas, como nunca antes se había visto en ningún mandatario mexicano,

Detractores irreverentes (adversarios les llama el mandatario) o fieles seguidores, para ninguno de ellos el jefe del Ejecutivo es indiferente. Para sus críticos, el nuevo presidente ha prometido una serie de proyectos que no podrá cumplir; para sus simpatizantes, sin embargo, López Obrador los concretará y para ello, afirman, ha trabajado incluso desde antes de tomar la Presidencia de la República.

Si el Presidente López Obrador logra concretar o no todos sus proyectos es algo que sólo se podrá evaluar en los años por venir. Por lo pronto, lo único que se puede verificar es que de una muestra de 33 propuestas prioritarias que presentó en el Proyecto de Nación 2018-2014, 13 ya tienen avances, seis están en proceso de resolución y 14 están pendientes.

Casi al inicio de su administración el mandatario concretó dos propuestas: iniciar la venta del avión presidencial y crear la Comisión de la Verdad para investigar el caso de la desaparición forzada de los 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa.

Con independencia de los resultados de estas propuestas, lo cierto es que el avance en los proyectos del tabasqueño muestra una capacidad de operación política y un margen de acción pocas veces visto en un presidente mexicano en los últimos años.

A su favor, el morenista cuenta con el apoyo de una base social de al menos 30.1 millones de electores con una penetración en el 91.3 por ciento de los 300 distritos electorales, además de contar con mayoría en el Congreso de la Unión.

Con este apoyo, AMLO cuenta, en apenas dos meses y medio en el poder, con avances en las enmiendas para la creación de comisiones de la verdad; en el Plan de Austeridad Republicana; las modificaciones a diversas leyes que implicaron, entre otros, la creación del Instituto Nacional de Pueblos Indígenas y de las secretarías de Bienestar y de Seguridad y Protección Ciudadana, así como la eliminación de pensiones y del fuero presidenciales, además de la revocación de mandato y las compras consolidadas del Gobierno federal.

Por supuesto, ninguno de estos avances significa que los resultados de sus propuestas se consumen en la forma en que AMLO y su equipo las planteó. Por ejemplo, pese al proyecto de austeridad, la Cámara de Diputados no aplicó una reducción presupuestaria acorde a dicho plan.

El proyecto de eliminación del fuero también tuvo reveses en las Cámaras y son muchos los funcionarios que han buscado ampararse para que sus salarios no sean reducidos.

A reserva de los resultados, muchos consideran que la administración ha dado los pasos correctos en el cumplimiento de sus propuestas. Pero aquí sólo el tiempo dirá si estos pasos fueron suficientes.

México prometedor

Vale la pena destacar aquí que a pesar del cambio de gobierno y del ambiente de incertidumbre que se generó tras la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), los inversionistas financieros han retomado la calma y ven al país con un enfoque muy positivo.

De acuerdo al Instituto de Finanzas Internacionales (IIF), México se ha colocado en el top mundial de mercados más atractivos y en estos momentos, se encuentra sólo detrás de China en las preferencias de los inversionistas de cartera para colocar sus fondos.

Esto se debe a diversos factores tanto internos como externos, pero lo importante es que el país sigue siendo un destino atractivo para estos recursos, que con la llegada de AMLO al poder han aumentado su flujo y han llegado a niveles superiores a los esperados.

Según el IIF, la búsqueda de rendimiento está claramente en marcha y los inversionistas analizan de manera profunda en donde se encuentran los mercados con mejores condiciones y rendimientos y en este análisis, México sobresale a nivel mundial.  El premio otorgado por México está por arriba de la Fed de Estados Unidos, de 8.25 por ciento lo que ha vuelto más atractivos los bonos gubernamentales mexicanos para inversionistas extranjeros.

Más aún, los números confirman el hecho de que México se ha convertido en los últimos meses en un destino preferido a nivel mundial para los capitales financieros, ya que según el Banco de México éstos se han multiplicado de manera importante.

En este sector destacan los bonos gubernamentales en manos de extranjeros, que al 15 de enero (la última cifra actualizada por el Banxico) se ubica 2.19 billones de pesos, cifra equivalente a 115 mil 444 millones de dólares.

De esta forma en los primeros 45 días de la administración de Andrés Manuel López Obrador, se registró un incremento de 55 mil 678 millones de pesos respecto al 30 de noviembre de 2018, señalan datos del Banxico.

Esto se ha reflejado también en el tipo de cambio, que en enero mostró uno de sus mejores desempeños en décadas, además de que el mercado bursátil local también ha tenido un buen rendimiento en estos primeros meses de esta administración.

Hasta el primer mes del año, la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) registró un incremento acumulado promedio de 4.5 por ciento y medido en dólares, el rendimiento de la BMV alcanza un beneficio de 12.4% en el mismo periodo, según su reporte financiero.

De esta manera, los inversionistas financieros se sienten atraídos por México y por su entorno de fortaleza económica y el buen desempeño de la moneda nacional, esto a pesar de que la llegada de López Obrador significó medidas polémicas que alertaron a los mercados, pero las cosas han logrado equilibrarse y en este sector parece que el futuro inmediato sigue siendo prometedor.