#Paratomarencuenta

 

  • Karla Ramos, directora de EH Global, explica lo que se debe saber para manejar el choque cultural causado por un intercambio académico

 

La parte más emocionante de hacer un intercambio académico es probablemente, la experiencia de vivir de primera mano una cultura completamente diferente a la tuya. Sin embargo, el choque cultural puede ser uno de los aspectos más difíciles durante los primeros días en el extranjero, y cada persona lo vive a su manera.

El choque cultural es el impacto que tienen las personas al cambiar de un entorno familiar a uno completamente desconocido, que puede traer como consecuencia, incertidumbre, ansiedad, confusión, entre otros; dependiendo de cada persona. Pero todos estos sentimientos se pueden combatir y convertirse en la mejor experiencia de tu vida.

Es por eso que Karla Ramos, directora y fundadora de EH Global y experta en programas de intercambio, nos cuenta todo lo que debemos saber para lidiar con el shock cultural, como expertos:

  1. Toma conciencia de los cambios: desde el día uno debes estar claro de que vas a un lugar nuevo, donde hablarán otro idioma, comerán cosas distintas y tendrán valores y tradiciones diferentes a las tuyas. Investigar antes de llegar a tu destino te ayudará a llevarlo mejor.
  2. Acepta las diferencias: una vez que conozcas cuales son los cambios más impactantes para ti, acéptalos y trata de vivirlos al máximo.
  3. Habla con otros de tu experiencia: al igual que tú, hay muchos estudiantes que están pasando por lo mismo durante su intercambio. Conversen sobre lo que sienten y juntos descubran cuales son las cosas que más les han gustado de su nuevo hogar.
  4. Convive con personas locales: muchas veces nos apoyamos en otros extranjeros o en personas de nuestro mismo país, pero, ¿qué mejor forma de vivir la cultura que con un local? Sal a conocer sitios típicos, habla con personas de la ciudad, esta es la mejor forma de enamorarte de la cultura.
  5. Sal de tu zona de confort: atrévete a probar nuevos platillos, a escuchar música diferente y hasta a hacer algún deporte que nunca hayas practicado.
  6. No juzgues ni cuestiones todo: uno de los principales beneficios de los intercambios es que te ayudan a abrir tu mente, entonces el primer paso es aceptar esta nueva cultura como algo normal aunque sea completamente diferente a la tuya, sin poner prejuicios que te hagan rechazarla.

Lo más importante para vivir la experiencia al máximo es estar dispuesto a conocer a fondo la cultura que te brinda el destino que escojas, mantenerte ocupado y positivo. Esos pequeños detalles harán que cada día del intercambio sea inolvidable