LA POLITICA

LA JORNADA, PRIMERA PLANA

Hay 70 denuncias en PGR por desvíos en Salud: Narro

En su comparecencia ante la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados para dar cumplimiento a la glosa del sexto Informe de Gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, el doctor José Narro Robles planteó revisar la descentralización de los servicios de salud, porque persisten problemas de atención en los estados, particularmente en el primer nivel.

… Quiero recordarles que por lo menos dos gobernadores están procesados por haber usado recursos del Seguro Popular y seguiremos hasta el último día haciendo las denuncias correspondientes, manifestó.

Detalló que las denuncias por desvío de recursos públicos se han incrementado. Tenemos presentadas 70 ante la Procuraduría General de la República (PGR) y el monto de lo denunciado supera los mil 150 millones de pesos. Hemos estado insistiendo para que nos informen del avance de estas situaciones.

EXCELSIOR, COLUMNA ARSENAL DE FRANCISCO GARFIAS

En capilla “delincuentes de cuello blanco y corbata Hermés…”

Vamos a iniciar con una buena. Avanza la iniciativa de reforma al artículo 22 de la Constitución, presentada por Morena, que busca arrebatar bienes a los “delincuentes de cuello blanco y de corbata Hermés”, vía la extinción de dominio.

Los senadores del MC ya le dieron el visto bueno, los del PRD también. No se diga los aliados del PT y el PES. El PAN la ve con buenos ojos. “Al PRI le resulta imposible oponerse”, nos dice el senador José Antonio Cruz Álvarez Lima, autor de la iniciativa.

Agrega: “Se trata de voltear hacia los políticos corruptos, a sus testaferros y cómplices…”.

La extensión de dominio es una institución en virtud de la cual, por sentencia judicial, se declara la pérdida de bienes de una persona a favor del Estado, sin contraprestación ni compensación alguna para el afectado. Todo ello derivado de la comisión de actos tipificados como delitos.

El proyecto de decreto señala que procederá en casos de delincuencia organizada y delitos contra la salud, secuestro, robo de vehículos, trata de personas.

Pero también en delitos por hechos de corrupción, tráfico de influencias, cohecho, enriquecimiento ilícito y delitos cometidos por servidores públicos contra la administración de justicia.

Miguel Mancera, coordinador de la bancada del PRD, le quiere agregar al huachicol, lo que es bien visto por Morena.

En otras palabras, nunca más casos como el de Javier Duarte, acusado de robarse miles de millones de pesos, quien por obra y gracia del sistema de justicia, puede quedar libre en tres años y medio, y a gozar del botín.

EL UNIVERSAL, COLUMNA EN PETIT COMITÉ DE OSCAR MARIO BETETA

En el saqueo, ni perdón ni olvido

Las propuestas de catarsis nacional continúan. Cada día, los congresistas de Morena, en sincronía con lo que propuso su líder en campaña y que se apresta a concretar en cuanto asuma el poder, van poniendo el andamiaje sobre el que se levantará el edicio del prometido México nuevo.

Una de las últimas propuestas que hicieron los senadores, apunta a impactar en lo más profundo del ser social. De concretar una modicación al artículo 22 constitucional para establecer la extinción de dominio en casos de corrupción, provocarían un enorme desahogo en toda la ciudadanía. Pueden hacerlo. Nada se los impide.

… Lo que se imputa como corruptelas sólo a los últimos ex gobernadores, debe sumar miles de millones de pesos. Recuperarlos, como se proponen los senadores, permitiría aliviar muchas necesidades. Darían al próximo gobierno un amplísimo margen de maniobra para hacer las grandes obras que tiene en proyecto. Contra lo que se postula respecto de algún tipo de crímenes, en el saqueo de que ha sido víctima el país, no debe haber ni perdón ni olvido. Para nadie. Tiene que haber un ajuste de cuentas con cuantos delinquieron. Un borrón y cuenta nueva sería inaceptable.

… Aplicar la extinción de dominio y encausar penalmente a los responsables, como se propone Morena, daría a la gente la satisfacción de ver tras las rejas a quienes han amasado enormes fortunas con recursos públicos, burlándose de todos.

EL UNIVERSAL, COLUMNA BAJO RESERVA

El Madrazo a Calderón

Tremendo alboroto ocasionó Roberto Madrazo, ex candidato presidencial del PRI, con aquello de que en sus actas iba triunfando Andrés Manuel López Obrador en la elección de 2006. Y, nos comentan, si buscaba congraciarse con AMLO, pudo armar mejor su historia. El dicho, 12 años más tarde, echaría por tierra nada menos que la “verdad histórica” de la próxima nueva clase política. ¿Por qué?

Bueno, porque actas y votos no son lo mismo. Nos recuerdan que las actas no daban arriba al tabasqueño y de ahí la exigencia de contar voto por voto. Ciertamente, nos mencionan, PRD, PT y Movimiento Ciudadano, que postularon entonces a López Obrador, no lograron tener representantes en todas las casillas y no tuvieron todas las actas, pero éstas no eran lo importante para el entonces aspirante presidencial, quien quería el conteo total de los votos.

Si hubieran abierto todas las urnas para el voto por voto en 2006, la verdad se abriría paso para don Andrés Manuel. Lo cierto en este momento es que don Roberto le puso un duro Madrazo a Felipe Calderón.

LA JORNADA, COLUMNA ASTILLERO DE JULIO HERNANDEZ

¡Hola!, César Yáñez

La portada de la edición reciente de la versión mexicana de la revista española de frivolidades, ¡Hola!, reavivó la polémica respecto de la boda de César Yáñez Centeno y Dulce María Silva, futuro coordinador de política y gobierno de la administración obradorista, el primero, y empresaria con capital suficiente para bodas rumbosas, la segunda.

El uso del máximo escaparate de las élites nacionales para difundir, en 19 páginas, la peculiar fiesta poblana, y su inevitable liga referencial con repudiadas exhibiciones de personajes públicos (especialmente, la familia Peña-Rivera), llevó al más notable de los asistentes a aquel sarao, López Obrador, a precisar que no había sido él quien contrajo matrimonio, y que cada cual es responsable de sus actos

EL FINANCIERO, COLUMNA ESTRICTAMENTE PERSONAL DE RAYMUNDO RIVA PALACIO

Frivolidad en la 4a Transformación

El cambio de régimen por el que votaron más de 30 millones de mexicanos el 1 de julio, está resultando lampedusiano. Es decir, cambiar para no cambiar. O, ¿cómo se puede explicar la última portada de la revista de la plutocracia? En la edición de ¡Hola!, que comenzó a circular este jueves, aparece en su portada la fotografía de los novios César Yáñez, el incondicional colaborador de décadas de Andrés Manuel López Obrador, y Dulce Silva, que se casaron el sábado pasado en Puebla. “Entramos en la celebración de la que todo el mundo habla”, presume con razón la revista, que colocó también la fotografía del presidente electo junto a su esposa, Beatriz Gutiérrez Müller. La lucha de clases impulsada por López Obrador desde los 90 en Tabasco, resuelta en la unión de las clases ante la venia metafísica de Dios.

Hace apenas tres semanas se refirió en este espacio al reportaje de portada de ¡Hola! dedicado a Paulina Peña Pretelini, la hija del presidente Enrique Peña Nieto, en donde se mencionaba su insensibilidad política. “La falta de recato de la familia presidencial y de prudencia por parte del presidente, lo vuelve a exhibir ante la opinión pública como un hombre frívolo, que o no tiene control sobre su familia, o está rebasado por ella”, se apuntó. “Ningún presidente antes que él había permitido la utilización de una revista del corazón como vehículo de comunicación política, porque esto es, comunicación política. La revista de la monarquía y la aristocracia, de los millonarios y los pudientes, escogida como el escaparate de fin de sexenio de la familia presidencial”.

El pecado de Peña Nieto, cuya familia se comportó como nueva rica cuando se mudó a Los Pinos y cuya proclividad a abrirle las puertas a las revistas del corazón detonaron un amplio repudio, se reproduce ahora con el hombre, fuera de su familia, más cercano a López Obrador, quien a lo largo de su carrera ha hecho de la crítica a esas desmesuras un canto contra los privilegios y una retórica donde ha logrado que la sociedad lo use como sinónimo de corrupción. Yáñez le pegó un tiro político debajo de su línea de flotación con la organización de su boda, fuertemente criticada en los medios de comunicación, que recuperaron la descripción que hizo de ellos –de nosotros todos– el presidente electo cuando la describió como “prensa fifí”, para responderle que esa boda donde fue testigo de honor, fue una “boda fifí”.

Los voceros oficiosos del presidente electo buscaron a través de sus escondites, como francotiradores en las redes sociales, increpar a los críticos con el argumento de que no se habían utilizado recursos del erario, por lo cual no tenían sustento los señalamientos. Absurdo. La casa blanca de Peña Nieto y su esposa Angélica Rivera también fue adquirida con dinero que no salió del erario, y sin embargo se le acusó de corrupción. ¿Por qué la “boda fifí” y la casa blanca son distintas? No es un tema de que se pagaron ambas con el dinero de sus ingresos por actividades no públicas, sino por lo que representan los excesos privados en personas públicas. Forma sí es fondo. Yáñez y su jefe López Obrador pudieron no haber previsto –aunque parezca inverosímil– la reacción por los excesos kitsch de nuevo rico de la ceremonia religiosa del sábado pasado, pero sí debían haber sabido lo que significaría aparecer en la portada de ¡Hola!

EL UNIVERSAL, COLUMNA RAZONES Y PASIONES DE ELISA ALANIS

La boda fifí de César Yáñez

Sucedió con EPN.

Recordemos que el escándalo de “La Casa Blanca de Peña Nieto” comenzó por una foto, precisamente en la portada de Hola.

Rafael Cabrera estaba en la fila del supermercado. Antes de llegar a la caja vio en los estantes la publicación con Angélica Rivera. “La Primera Dama en la intimidad” mostraba “su residencia familiar”.

Como buen periodista, Rafa se hizo la pregunta correcta en el momento indicado y la compartió con sus colegas del equipo de investigaciones especiales de Carmen Aristegui.

El resto es historia, un gran reportaje que marcó el inicio del fin del Mexican Moment y el peñanietismo.

Ojalá Andrés Manuel tenga claro que los cuestionamientos no sólo vienen de sus adversarios. Que los millones de ciudadanos que votaron por él lo hicieron con la esperanza de un nuevo mañana.

REFORMA, SECCION NACIONAL

Apunta Morena a jueces

La bancada del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) en el Senado presentó una reforma a la Ley Orgánica del Poder Judicial para evitar que jueces y magistrados se “enquisten” en sus cargos.

La iniciativa, firmada por el coordinador del grupo parlamentario, Ricardo Monreal, establece un periodo máximo de seis años en cada adscripción, con la finalidad de obligar a la rotación.

“Dicho programa se regirá bajo los principios de objetividad e imparcialidad y en criterios de profesionalismo, eficacia y eficiencia, asegurando que ningún magistrado de circuito o un juez de distrito permanezca en menos de tres años ni más de seis en el mismo lugar de adscripción por competencia territorial”, se lee en la propuesta para modificar el artículo 118 de la ley.

REFORMA, PRIMERA PLANA

Permite corrupción celulares en prisión

En un solo año los reos de siete cárceles del País realizaron 3.7 millones de llamadas desde teléfonos celulares, las cuales podrían estar vinculadas a delitos como secuestro y extorsión.

De acuerdo con un estudio realizado por los concesionarios del sector y entregado por el Instituto Federal de Telecomunicaciones al Senado, las llamadas se realizaron a pesar de los sistemas de bloqueo de señal en los penales.

“El uso generalizado de equipos dentro de los siete penales evidencia la inutilidad de los equipos bloqueadores de señal instalados”, revela el documento.

Sin embargo, especialistas subrayaron que más que un problema de tecnología es un tema que deriva de la corrupción.

REFORMA, ARTICULO DE JUAN VILLORO

68

Entre otras muchas cosas, el movimiento estudiantil del 68 representó la aparición de un nuevo sujeto histórico. En los años sesenta del siglo pasado la juventud dejó de ser una condición biológica y se convirtió en una categoría política y cultural. El fenómeno no fue exclusivo de México. Las tribus juveniles de San Francisco, Praga, París, Berlín, Buenos Aires y otras metrópolis entraron en inaudita sintonía para prohibir las prohibiciones y pedir que la imaginación llegara al poder.

Aunque ciertas consignas apelaban a una arcadia anterior, el paraíso perdido por la civilización (“bajo los adoquines está la playa”, decía uno de los más conocidos lemas del mayo francés), los movimientos estudiantiles fueron en lo fundamental revueltas modernizadoras de las clases medias urbanas.

A la distancia, sorprende la mesura de las principales demandas del 68 mexicano: respeto a la Constitución, diálogo público con el Presidente, libertad de presos políticos, desaparición del cuerpo de granaderos. Estas propuestas democráticas y liberales, que hoy pueden ser retóricamente avaladas por cualquier sector político, fueron excesivas para un Estado autoritario.

De acuerdo con el historiador Friedrich Katz, la vigencia de la Revolución mexicana se mide en la diversidad de las fuerzas políticas que se disputan su legado (del PRI al PRD, pasando por el EZLN). Esto se debe a que sus ideales no se han cumplido y por lo tanto son causas abiertas, todavía futuras. Algo similar ocurre con el 68. Al decir “Dos de octubre no se olvida” no sólo se recuerda la matanza de Tlatelolco, sino que se le otorga estatuto de presente al pasado: el ideal democrático que ahí se interrumpió debe cumplirse.

La memoria colectiva es un territorio convulso. En la disputa por los usos sociales del tiempo, el discurso oficial busca una explicación unívoca de los sucesos para eliminar versiones discrepantes. El gobierno de Gustavo Díaz Ordaz pretendió monopolizar la verdad sobre el 68. En la detallada revisión que Jenaro Villamil hace en la revista Zócalo de la cobertura informativa del movimiento estudiantil, queda claro que, salvo algún cartón de Abel Quezada, las fotos publicadas por la revista ¿Por qué? y las escenas transmitidas por el noticiero televisivo de Excélsior, los medios reiteraron esta reductora explicación de la Presidencia: el gobierno había tenido que hacer frente a una conspiración que buscaba desestabilizar el país e impedir las Olimpiadas.

Fue en los libros donde las urgentes noticias de lo ocurrido aparecieron en forma demorada. Entre los cerca de sesenta títulos escritos sobre el tema, una narración destaca al modo de la caja negra que conserva las palabras previas al colapso: La noche de Tlatelolco.

Registro coral de los sucesos, el libro de Elena Poniatowska es una obra maestra de la escucha. No es casual que la autora sea mujer. Si la condición masculina ha dependido en buena medida de la construcción de una autoridad basada en el discurso público, por riguroso y resistente contraste la mujer ha sabido oír. Como Svetlana Alexievich en Las voces de Chernóbil, Poniatowska busca en La noche de Tlatelolco las razones de los otros. Su tejido polifónico representa un momento culminante en el oficio de lograr que el oído guíe la historia.

Nuestro largo, sinuoso y aún imperfecto camino a la democracia adquirió un impulso decisivo en el 68. La “apertura democrática” de Luis Echeverría, la reforma política de 1977, la creación del IFE y la alternancia democrática no se explican sin los jóvenes universitarios que tomaron las calles para exigir un país distinto.

Más allá de las consecuencias estrictamente políticas hubo repercusiones de otro tipo. Las manifestaciones, los mítines y las consignas de renovación alteraron las costumbres y tuvieron un impacto contracultural. La compleja ronda de las generaciones, el trato entre maestros y alumnos y entre padres e hijos, y la noción misma de “autoridad”, se modificaron en forma decisiva.

Nunca se supo el número de muertos y los culpables no fueron condenados en el mundo de los hechos. La exigencia de justicia pasó al tribunal alterno de la memoria: “Dos de octubre no se olvida”. Cincuenta años después, el recuerdo impone una sanción compensatoria y pide cuentas al presente.

Lo que entonces quedó trunco aguarda respuesta todavía.

LA JORNADA, PRIMERA PLANA

Se rescatarán universidades

No es sólo la Universidad de Morelos, hay 10 más en las mismas circunstancias, dijo el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, durante un mitin en el Zócalo de Cuernavaca ante cientos de estudiantes. Acompañado por el gobernador Cuauhtémoc Blanco, se refirió a cuestionamientos por su asistencia a la boda de César Yáñez: no fue un acto de gobierno, precisó.

EL UNIVERSAL, PRIMERA PLANA

Paco Ignacio Taibo II acepta oferta de AMLO para dirigir el Fondo de Cultura Económica

El escritor Paco Ignacio Taibo II aceptó la propuesta del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, de dirigir el Fondo de Cultura Económica (FCE). “Decidí aceptar la propuesta de Andrés Manuel López Obrador de dirgir el Fondo de Cultura Económica, hice una serie de proposiciones, tuvimos una reunión, conversamos, estamos de acuerdo totalmente.

Andrés va a anunciar muy pronto la situación en la que empezaré a dirigir el fondo. Creo que va a ser muy interesante”, dijo en intelectual en un video difundido en sus redes sociales.