De acuerdo con la Organización Mundial de Salud, las Enfermedades Cardiovasculares (ECV) son la principal causa de muerte en todo el mundo y se deben a trastornos del corazón y los vasos sanguíneos; las principales causas asociadas a la enfermedad son el consumo de tabaco, la falta de actividad física y una alimentación poco saludable.

Un buen momento para hacer consciencia sobre la prevención de las enfermedades cardiovaculares, a través del ejercicio, una dieta sana y balanceada, eliminando el consumo de tabaco y alcohol, es precisamente el Mes del Corazón. Así que, si se sospecha de alguna afección cardiovascular, es muy importante acudir al médico especialista de forma inmediata.

 

En el marco del Mes del Corazón, el Dr. Rodrigo González, especialista del  Centro Cardiovascular ABC, explicó que en las personas con ECV o con alto riesgo cardiovascular -debido a la presencia de uno o más factores de riesgo, como la hipertensión arterial, la diabetes, la hiperlipidemia o alguna ECV ya confirmada- la detección y el tratamiento oportunos son fundamentales.

 

De acuerdo con el experto, en ocasiones es difícil estar seguro de cuándo ataca la enfermedad cardiaca, por lo que es muy importante no dejar pasar mucho tiempo sin combatirla. “Hemos creado un programa de atención a infartos, llamado Código AMI, dentro del área de Urgencias del Centro Médico ABC, en donde los pacientes que se presentan con molestias en el pecho recibirán atención inmediata, ya sea que se trate de una simple indigestión o el primer signo de un síndrome coronario agudo”.

 

Los médicos, enfermeras y profesionales de la salud involucrados en este código, cuentan con el entrenamiento y equipo necesario para iniciar un diagnóstico preciso e inmediato del paciente para instituir su tratamiento.

 

“El principal objetivo de la atención inmediata es ofrecer servicios de salud de calidad de acuerdo con los estándares internacionales de seguridad en atención y otener resultados equiparables a los mejores del mundo, solo es posible trabajando en equipo entre las diferentes áreas, incluyendo médicos de urgencias, cardiólogos, enfermeras, camilleros, técnicos de hemodinamia y centrando todas las acciones en favor del paciente”,  dijo el doctor González.