El Partido de la Revolución Democrática (PRD) sufrió un duro revés en las elecciones del primer domingo de Julio, no obstante las dirigencias estatal y nacional siguen siendo posiciones muy atractivas para las corrientes hegemónicas, la puja se está dando fuerte entre las mismas, sin embargo la ruta pasó en primer lugar por la definición de las coordinaciones en las Cámaras, y hasta el momento Alternativa Democrática Nacional (ADN) perdió la primera batalla.

Lo anterior en virtud de que Miguel Ángel Mancera Espinoza, el ex jefe de Gobierno de la Ciudad de México, fue electo coordinador del Grupo Parlamentario del PRD para el próximo ejercicio en el Senado de la República, posición a la que aspiraba el mexiquense Juan Zepeda Hernández, quien pertenece a la corriente ADN, misma que enfrenta fracturas internas en este momento.

En semanas previas, algunas corrientes con representación nacional, entre ellas “Foro Nuevo Sol” que representa el Gobernador de Michoacán Silvano Aureoles Conejo; “Nueva Izquierda” de “los chuchos”: Jesús Ortega Ramírez y Jesús Zambrano Grijalva y ADN, del estado de México, planteaban que la renovación del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) fuera pospuesta y en su lugar se nombrara una dirigencia de transición por cuatro meses, mismo caso para las entidades.

Para la figura de transición se mencionaron nombres de mexiquenses, por ejemplo Octavio Martínez Vargas, impulsado por Nueva Izquierda y otras expresiones, mientras que el propio Zepeda había levantado la mano aun cuando todos los interesados conocen el acuerdo que se impulsa en el PRD.

De hecho llama la atención que Juan Zepeda no estuvo presente en la reunión donde fue electo Mancera. Ahora bien, es importante recordar que el ex Jefe de Gobierno llegó al Senado dentro de la lista del Partido Acción Nacional (PAN) y Xóchitl Gálvez, en la del PRD, por ello esta última podría integrarse a la bancada panista en un intercambio de posiciones, tomando en cuenta que de por sí no les fue bien en el pasado proceso electoral.

Seguramente al perredismo no le agradó mucho que Mancera, un personaje externo al PRD, encabece los trabajos legislativos en la Cámara Alta. De los Senadores electos solamente cuatro son considerados perredistas al 100 por ciento: Antonio García Conejo, primo del Gobernador de Michoacán; María Leonor Noyola Cervantes, de San Luis Potosí; Juan Zepeda y Juan Manuel Fócil Pérez, de Tabasco.

También se debe tomar en cuenta que luego del cómputo de la elección, hubo una disputa entre Nueva Izquierda y ADN, por un espacio. Zepeda llegó por primera minoría, pero amagó con meter a su suplente Omar Maceda Luna, para aprovechar su lugar en la lista, desplazando con ello a Zambrano.

Mientras esto ocurre en la disputa por el control legislativo en la Cámara de Senadores, también está por definirse -este Jueves es lo más seguro- la coordinación de los legisladores federales para la LXIV Legislatura, donde se menciona a Héctor Serrano, quien fue considerado operador político de Mancera en la Ciudad de México; Verónica García, de Michoacán, así como Javier Salinas Narváez, actual diputado local en la entidad mexiquense, quien es impulsado por Nueva Izquierda.

Otro de los elementos visibles del reacomodo de grupos tiene que ver con el acercamiento del alcalde de Nezahualcóyotl, Juan Hugo de la Rosa García, con René Bejarano, lo que sugirió que se uniría al partido Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA), situación que, en todo caso, convendría a gente de ADN, pero quienes los conocen entienden claramente que dicha corriente tiene la característica de ejercer este tipo de movimientos en cambios de gobierno.

Y es que al interior de ADN se están viviendo momentos de definiciones, por eso se explica el alejamiento que existe entre Juan Hugo de la Rosa y Héctor Bautista López, con Juan Zepeda y Omar Ortega Álvarez, el dirigente estatal en funciones, quien se impuso como próximo coordinador de la mini bancada en el estado de México.

Anteriormente se conoció la postura de diversos perredistas afines a ADN como Luis Sánchez Jiménez, coordinador del Grupo Parlamentario en el Senado de la República, quienes criticaron que Omar Ortega fuera dirigente y diputado federal. Luis Sánchez por cierto parece no tener definido aún si toma partido a favor de su jefe político, Héctor Bautista o de Zepeda y Ortega.

Las decisiones nacionales podrían repercutir en el estado de México, donde hay interés de ADN por postergar la renovación de la dirigencia en un par de meses, optando por una provisional y en cuatro meses ir al proceso interno. Interesante.

Atajos

Por el centro: El Gobernador Alfredo del Mazo Maza anunció un incremento salarial superior al 15 por ciento, en promedio, a los elementos de la Secretaría de Seguridad, a quienes también entregó uniformes nuevos y 439 unidades equipadas con tecnología de última generación, que renuevan el parque vehicular de esta institución.

El acto se llevó a cabo en la Plaza de los Mártires de Toluca, donde el mandatario mexiquense

señaló: “hoy, al dar a los cuerpos estatales de seguridad las habilidades y equipamiento suficientes, así como los incentivos adecuados para mantener, con determinación y firmeza, su compromiso con la sociedad, damos un paso firme en este sentido”.

“Uno de los principales objetivos dentro de la vertiente de fortalecimiento institucional, es la dignificación de nuestros policías, para hacer del Estado de México una entidad más justa, restaurar el vínculo de confianza entre el ciudadano y el policía, es indispensable.

“Una policía digna tiene la motivación y el reconocimiento para desempeñarse en todo momento con apego a derecho y salvaguardando la integridad de los ciudadanos”, aseveró.

Alfredo del Mazo precisó que con su nueva imagen, las corporaciones de la policía del Estado de México adquieren una identidad que va acorde con su proceso de modernización, misma que proyecta profesionalismo, eficacia y, sobre todo, la confianza que a partir del día de hoy debe generar el comportamiento, la actuación y el desempeño de cada mujer y cada hombre que porte este uniforme.

Por la izquierda: El presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador, confirmó a Horacio Duarte Olivares como próximo subsecretario de Empleo de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, cargo en el que se encargará de poner en operación el programa Jóvenes Construyendo el Futuro, que plantea la contratación de dos millones 300 mil jóvenes.

En conferencia de prensa, López Obrador confirmó a Horacio Duarte y confirmó la transformación de la Secretaría de Desarrollo Social en Secretaría del Bienestar, la cual estará encabezada por María Luisa Albores y en la que Ariadna Montiel Reyes se encargará del incremento al doble de la pensión para las personas adultas mayores a partir del 1 de enero de 2019.

Duarte tendrá una enorme responsabilidad pero también margen de operación política muy relevante.

Por la derecha: El alcalde de Naucalpan, Víctor Gálvez Astorga y sus nuevos aliados están menospreciando sobremanera al ex edil, Edgar Olvera Higuera, prácticamente lo consideran fuera de toda posibilidad, ni siquiera les preocupa que será legislador local y que sabe moverse, por ello quizá hizo alianzas con otro alcalde que tendrá también posiciones en la próxima Legislatura mexiquense.

Olvera tendría facultades para convertirse en una piedra en el zapato de Gálvez desde la Legislatura, pues al solicitar licencia definitiva al cargo endosó toda responsabilidad al alcalde en funciones.

Es natural que Gálvez y sus nuevos aliados lo utilicen como factor de negociación, mencionándolo como aspirante a la dirigencia estatal, aunque en realidad la sombra de la deslealtad y la traición son elementos que pesan y terminan por convertirse en elementos en contra. Interesante.

Por el centro2: En medio de los jaloneos que se alcanzan a observar en el PRI mexiquense, el grupo en el poder instruyó nombramientos de delegados municipales en toda la entidad, y se eliminaron los distritales, lo incierto es que no se sabe si Ernesto Nemer Álvarez sigue al frente del Comité Estatal o si manda Efrén Rojas Dávila, tomando en cuenta que el primero referido no asistió a la reunión que encabezó Claudia Ruiz Massieu con dirigentes estatales.

Hay que recordar que el periodo estatutario en funciones inició con Carlos Iriarte Mercado, como presidente y Carolina Charbel Montesinos, en la Secretaría General, quienes pusieron toda la estructura del partido; luego fue relevado por Alejandra del Moral, quien cambió la misma, luego llegó Nemer, en cuya gestión se ejecutaron movimientos y  se están poniendo delegados nuevos; lo malo sería que solo sean temporales si viene alguien diferente a conducir al priismo, pues repetirá los ajustes.