LA POLITICA

 

LA JORNADA, NOTA PRINCIPAL

Todos contra AMLO

El primer debate presidencial se definió ayer entre la ausencia de nuevas propuestas para poner fin a la inseguridad y la violencia en México, y lo recurrente de las críticas al peligro que representan las ideas de Andrés Manuel López Obrador, quien terminó por reprochar a sus opositores: me están echando montón.

Los cinco candidatos presidenciales presentaron visiones distintas sobre las medidas a aplicar para resolver los altos índices de criminalidad: de la ocurrencia de Jaime Rodríguez Calderón, de integrar una FBI a la mexicana, a la necesidad –expresada con sus matices por José Antonio Meade, Margarita Zavala y Ricardo Anaya– de continuar con el respaldo de las fuerzas armadas, y la insistencia de López Obrador de hacer todo para garantizar la paz.

También se discutió cómo responder a una ciudadanía cansada de que, en campaña, los políticos prometan y en el poder se olviden de sus ofertas a los electores.

Ricardo Anaya, candidato de Por México al Frente, consideró viable la revocación de mandato, pero no a mano alzada, porque eso es peligrosísimo y si se garantiza la no relección del presidente, pero El Bronco Rodríguez Calderón convino en que debe explorarse esa vía, y en contraste, José Antonio Meade, candidato de la coalición Todos por México, expresó: ¡Por el amor de Dios, no!

López Obrador, centro de la crítica por su propuesta de un referéndum bianual, insistió: el pueblo quita y el pueblo pone.

Durante dos horas, como sede el Palacio de Minería, los candidatos y los tres conductores del debate, Denise Maerker, Azucena Uresti y Sergio Sarmiento, cuestionaron sobre sus puntos débiles y sus cargas: a Meade, por la corrupción del PRI; a Margarita Zavala, la guerra contra el narco de su esposo, Felipe Calderón; a Ricardo Anaya, el presunto lavado de dinero; a López Obrador su ambición por la Presidencia, y al Bronco sus trampas para hacerse candidato independiente.

 

REFORMA, NOTA PRINCIPAL

Tunden a AMLO; domina Anaya

Una andanada de cuestionamientos contra Andrés Manuel López Obrador sobresalió sobre las propuestas en el primer debate presidencial.

La ventaja la sacó el frentista Ricardo Anaya, quien exhibió datos, citas de libros y fotografías, cuestionando principalmente al tabasqueño.

Con tres moderadores y un formato que permitió una mayor interacción entre candidatos, el primer debate organizado por el INE tuvo -de acuerdo con contabilidad de REFORMA- 88 acusaciones, 50 de ellas dirigidas contra el candidato de la Coalición Juntos Haremos Historia, de las cuales apenas respondió 11.

A López Obrador lo cuestionaron por su propuesta de otorgar amnistía a criminales, por el cargo de sus hijos en Morena y por su alianza con Elba Esther Gordillo y Napoleón Gómez Urrutia, entre otras.

Sobre la amnistía, AMLO respondió que la violencia no se puede enfrentar con violencia.

Ricardo Anaya, de la coalición Por México al Frente, le recordó que en su libro “Fobaproa, Expediente Abierto” criticó a quienes aprobaron el rescate bancario, pero no repara que entre quienes lo avalaron estuvo Miguel Ángel Navarro, candidato a senador por Morena en el Estado de Nayarit.

El panista le recetó a Meade su 7 de 7: “Odebrecht, el socavón, la Estafa Maestra, Javier Duarte, César Duarte, Roberto Borge” y le mostró una imagen donde aparece en un festejo de cumpleaños con el ex Gobernador de Chihuahua cuestionándole: “¿De qué tamaño es la rebanada del pastel que te tocó?”.

El frentista Anaya fue cuestionado en dos ocasiones por los moderadores sobre las presuntas operaciones de lavado realizadas en Querétaro en la compraventa de una nave industrial.

Meade acusó a AMLO de tener tres departamentos sin declararlos. López Obrador replicó: “No tengo tres departamentos a mi nombre; si los tengo, se los regalo”.

Jaime Rodríguez, “El Bronco”, sorprendió con propuestas polémicas, como la de que les cortará las manos a los corruptos si gana.

La independiente Margarita Zavala fue cuestionada por las cuentas de Gobierno que dejó su esposo, el ex Presidente Felipe Calderón.

 

REFORMA, PRIMERA PLANA

Ven ganador al frentista

Convocados por Grupo Reforma, 903 ciudadanos siguieron y evaluaron en tiempo real en la Ciudad de México, Monterrey y Guadalajara, el primer debate entre los candidatos presidenciales.

Conforme un sistema de evaluación digital hecho mediante sus celulares en las instalaciones de Grupo Reforma, 68 por ciento de los ciudadanos convocados consideró que Ricardo Anaya se adjudicó el triunfo del debate

Muy lejos de él, un 16 por ciento vio ganador a Andrés Manuel López Obrador, de Juntos Haremos Historia; 9 por ciento, a José Antonio Meade; 4 por ciento, a Jaime Rodríguez, y 3 por ciento, a Margarita Zavala, los dos últimos, aspirantes independientes.

Los candidatos fueron evaluados en una escala del 1 al 10 en cada uno de los bloques del debate. Los participantes calificaron al ganador y perdedor del segundo segmento de cada bloque donde la dinámica del debate adquirió un formato más interactivo.

AMLO fue considerado el perdedor en todos los bloques y con las peores propuestas junto con “El Bronco”.

Asimismo, fue visto como el perdedor del debate por el 50 por ciento de los convocados.

Meade no destacó en ninguno de los rubros ni para bien ni para mal, Zavala fue evaluada como la que más decepcionó, y “El Bronco”, el que más sorprendió.

 

EL ECONOMISTA, SECCION EL FORO

Corrupción e impunidad

 

PORTALES RED FINANCIERA, AL MOMENTO; COLUMNA DIARIO EJECUTIVO DE ROBERTO FUENTES

Debate: pentálogo o cuatro contra uno

Como se esperaba, el debate presidencial no fue debate, pero sí una especie de ring en el cual cuatro luchadores se lanzaron, en bola, contra uno y Andrés Manuel López Obrador ganó –gracias a sus contrincantes- el mayor tiempo dedicado a su persona y su figura.

Margarita Zavala, Ricardo Anaya, Javier Rodríguez y José Antonio Meade, dedicaron buena parte de sus intervenciones –tanto sobre seguridad e impunidad como en el tema de democracia- para criticar las propuestas del candidato del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena).

En el caso de corrupción e impunidad fue interesante como todos, de alguna manera, se lanzaron contra la propuesta de amnistía del candidato puntero en las encuestas. Pero quizá lo más interesante es que todos (los cinco) fueron acusados (por sus rivales) de corrupción –ya sea personalmente o a través de personajes cercanos-, lo que, si se mira desde una perspectiva internacional, coloca a México precisamente en los mayores niveles de corrupción en el mundo, porque cómo es posible que todos los candidatos sean acusados de haber violado leyes, recibido dinero o no declarar bienes.

Seguramente todos (los cinco) se declararán ganadores e alguna u otra manera, pero lo más interesante es que se desperdician dos horas de transmisión para lanzar mensajes a los ciudadanos y en su lugar hubo dos en las que cuatro de los candidatos perdieron la gran oportunidad de presentar sus propuestas y de ganar adeptos, para privilegiar los ataques, repito, principalmente contra López Obrador.

El debate dará mucho de qué hablar en los próximos días, pero la primera impresión es que definitivamente fue flojo, hubo acusaciones fuertes –incluso hasta para el presidente Enrique Peña Nieto- y se hizo patente una democracia pobre y, desde luego, mucha demagogia en las propuestas.

Incluso algo que llama la atención es que los cinco (incluyendo hasta a José Antonio Meade), ahora sí hablan de cambios urgentes.

 

REFORMA, SECCION OPINION

 

EL UNIVERSAL, COLUMNA SERPIENTES Y ESCALERAS DE SALVADOR GARCIA SOTO

Postdebate: AMLO se mantiene; Anaya avanza

El primer debate de los candidatos presidenciales no modificará radicalmente las tendencias que hasta ahora conocemos de la carrera presidencial. Pero visto por el desempeño de cada uno de los cinco, la confrontación de anoche —que resultó entretenida y mucho más dinámica— sí puede reforzar la percepción cada vez más clara de que, a 67 días de las votaciones, en esta elección sigue habiendo un claro favorito, Andrés Manuel López Obrador, que se mantiene y sale “tablas” de este debate, pero también un segundo lugar que va a crecer, a partir de haber sido el mejor preparado y quien más aprovechó el debate, Ricardo Anaya, y que es el único que puede ya enfrentar al puntero en las encuestas.

Dicho con toda claridad: si los debates no modifican tendencias pero si moldean percepciones, este nos dejó en claro, de manera temprana, que la contienda por la Presidencia será solo entre dos; y que el tercero que anoche tuvo la que quizás era su última oportunidad de meterse a la pelea, el abanderado del PRI, José Antonio Meade, no logró convencer de que, por mucho sea el más preparado y capacitado para gobernar, nunca será el mejor candidato porque no puede y no sabe comunicar emociones políticas, y que por más “ciudadano honesto” o intachable, tampoco puede zafarse, quitarse y mucho menos deslindarse de lo que lo hunde en las encuestas y le pesa como losa: el desprestigio del partido que lo postula y el rechazo y el enojo que su presidente y ex jefe, Peña Nieto, provoca entre 80% de los mexicanos.

… Cada candidato fue congruente con su personalidad. El de Morena no se salió de su guión, repitió las mismas frases, ideas y propuestas de su campaña, desde “si el presidente es honesto, el resto del gobierno lo será” hasta “el aumento de la pobreza es la causa de que se dispare la violencia”, quizás lo único nuevo es que haya culpado a Peña Nieto de haber recibido “la mitad” de los 10 mdd que les entregaron de Odebrecht a Emilio Lozoya Austin. Ricardo Anaya repitió su idea de que en esta elección habrá un cambio, pero hay “dos tipos de cambio, el de Andrés Manuel y el que cambió de régimen que yo propongo” y como novedad hizo trizas la estrategia de Calderón y Peña porque se limitó a detener “cabezas” pero no a desmantelar a los cárteles con inteligencia y le dio un duro raspón a Peña Nieto al preguntarle a Meade si el presidente “¿Es honesto?”. Y Meade, que por cierto nunca respondió la pregunta de Anaya, hizo un enorme esfuerzo por salirse de su guión tradicional, tuvo algunas propuestas aterrizadas, pero dedicó la mayor parte de su tiempo más a atacar y cuestionar a AMLO que a convencer y transmitir su valía y cuando tuvo la oportunidad de desmarcarse, aunque fuera un poco, de la pesada marca Peña-PRI, se limitó a decir que él es un “ciudadano sin compromisos con nadie”.

 

PORTAL ELECONOMISTA.COM.MX

 

EL UNIVERSAL, COLUMNA POLITICA ZOOM DE RICARDO RAPHAEL

AMLO se mantiene, Anaya avanza

Tengo para mí que el debate de ayer no bajó a AMLO del primer lugar y por ello él ganó. También se benefició Ricardo Anaya porque amarró su propia ventaja en la contienda. Tuvo suerte porque los demás adversarios no lograron acomodarle golpes serios.

Se esperaba de Meade, de Margarita Zavala o del Bronco una actitud más beligerante contra el ex presidente del PAN, pero esos tres contendientes prefirieron gastarse su pólvora en atacar al puntero y con ello dejaron ileso al candidato más joven.

Meade pasó buena parte de su tiempo insistiendo con su honestidad personal, pero, cada vez que lo hizo recordó que su partido trae muy mala reputación al respecto. A pesar de que fue ganando peso y fuerza, no fue mejor su desempeño en comparación con el resto de los competidores. Se dejó ver como lo que es, un funcionario público experimentado, pero le faltaron argumentos para imaginarlo con la banda presidencial. Si para algo sirvió este debate fue para resolver el segundo lugar de la contienda: a diferencia de Meade, Anaya se consolidó en la segunda posición.

… Sin embargo, el guión que cada uno llevaba escrito no ayudó para quitarse de encima las opiniones negativas: López Obrador apareció necio, Anaya no se deshizo de las acusaciones que tiene por corrupción, Meade tampoco logró apartarse del lastre de la corrupción que hunde a su partido, Margarita no pudo convencer de que su candidatura es viable y el Bronco no convenció de nada.

ZOOM: A partir del debate de ayer la contienda se cerrará en torno a dos punteros: Anaya y López Obrador. ¿Será que los votos de Meade y Zavala vayan a dar al segundo lugar? Si es así, este arroz sigue sin cocerse.

 

EL SOL DE MEXICO, SECCION EDITORIAL

 

REFORMA, ARTICULO DE JESUS SILVA HERZOG

Apunte del debate

… El candidato del PRI fue el cartón que conocemos. El candidato del PRI tuvo que leer un texto para comunicar que su esposa fue asaltada. Ni siquiera al hablar de un momento traumático en la vida de su esposa logra comunicar emociones. El técnico no es capaz de salirse de su libreto cuando se le pide una aclaración indispensable. La imaginación está proscrita en su prédica. Su discurso no es un relato: es el índice de un libro de política pública. A nadie le interesaría adentrarse en sus capítulos. Penosos fueron sus intentos humorísticos. No parece tener futuro su candidatura.

Ricardo Anaya pudo mostrar su elocuencia. Habló con claridad, ordenadamente. Logró combinar idea y ataque. Al escuchársele, puede verse a un hombre que piensa y que no se tropieza con las palabras. Exhibió las evasivas de López Obrador que no llegó a contestar las preguntas concretas que le formulaba. A mi juicio fue el polemista más hábil de la noche. Fue ordenado y certero. Logró asestar algunos golpes a López Obrador pero difícilmente podría decirse que logró la contundencia necesaria. Logró tal vez su objetivo. Con su desempeño de anoche puede afirmarse como el único adversario del puntero.

López Obrador fue él mismo. Trató de administrar su ventaja pero lo hizo con desprecio a la cita. Reiterativo, coherente e incapaz de mantener atención en las intervenciones de los otros. Como pudo verse en el debate, no puede encontrarse en él la chispa de una idea fresca. Regresaron los niños de pecho, la gran reserva de valores espirituales, las escobas que barren como se barren las escaleras, el peje que no es lagarto, la Cuarta Transformación… Sigue siendo inquietante la incapacidad del candidato puntero para escuchar a los otros y de respetar las ideas que no coinciden con las suyas. A López Obrador le aburren las voces que no son la suya.

No es probable que se muevan las tendencias con el debate de anoche pero creo que quien mejor jugo sacó de la oportunidad de anoche fue el candidato del Frente.

 

LA JORNADA, SECCION POLITICA

¿Quién ganó el debate? Hernández

 

EL FINANCIERO, COLUMNA ESTRICTAMENTE PERSONAL DE RAYMUNDO RIVA PALACIO

El primero de tres

… López Obrador llegó al debate para administrar la ventaja que lleva sobre sus adversarios, pero algo importante sucedió con el equipo que lo preparó, porque le dieron datos falsos sobre inseguridad. Fue uno de sus malos momentos, al presumir los logros que alcanzó en su gobierno en la Ciudad de México. Anaya le demostró que mentía. No abundó, pero según datos del Sistema Nacional de Seguridad Pública, López Obrador no dio datos reales. En su gobierno hubo 988 mil 141 delitos en general, 686 secuestros y ocho mil 389 homicidios. En el periodo 2013 a la fecha, van 944 mil 496 delitos en general, 265 secuestros y ocho mil 327 homicidios. El candidato de Morena no replicó. Se ajustó al libreto: no enredarse en réplicas, no responder señalamientos concretos –como lo acusó Anaya-, y regresar todo el tiempo a las frases que penetran no sólo en sus clientelas electorales, sino también en un amplio segmento de la sociedad que está indignada por la corrupción y la impunidad.

López Obrador ya tiene bien anidada su narrativa, por lo que se quiso concentrar en una letanía. Anaya, y de manera amplia el candidato independiente Jaime Rodríguez Calderón, lo arrinconaron en cada uno de los temas. Durante toda la primera parte del debate, el lenguaje de cuerpo de López Obrador mostró lo acosado que estaba, con los brazos cruzados –reflejo subconsciente de inseguridad-, con la cara dura y el cuerpo doblado. Comenzaba a dar señales de molestia ante las imputaciones de deshonesto y corrupto, pero El Bronco le abrió la puerta de salida y volteó a Meade a cuestionarlo sobre su integridad. Anaya también lo soltó y enfiló contra el candidato oficial. En este tema, Meade no tiene muchas armas para defenderse. Los actos de corrupción de gobernadores priistas, la inacción judicial por el tema de Odebrecht, la creciente percepción de impunidad en el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto no pudieron, porque no había forma real de responder, ser atajados por el candidato priista.

Meade llegó como el underdog, el candidato más débil por todos los negativos que arrastra del presidente (ocho de cada 10 mexicanos reprueban su gestión), y por el rechazo al PRI (seis de cada 10 mexicanos dicen que nunca votarían por ese partido). Si bien mostró que tuvo una buena preparación para el debate, no ha sido suficiente. Su estrategia tenía que haber superado el obstáculo para reducir el abismo existente entre el objetivo que busca (ser un candidato competitivo) y la realidad de las herramientas y los instrumentos que tenía a su alcance (el descrédito presidencial, del gobierno y del partido). Para un underdog siempre se sugiere que despliegue una táctica guerrillera, donde golpea a su enemigo y se retira, pero teniendo el cuidado siempre de que en el repliegue no sea alcanzado por los tiros de sus adversarios. Eso le sucedió el domingo en la noche. No le afectaron los lugares comunes de López Obrador, pero fue tóxico el emplazamiento que le hizo Anaya al hablar de corrupción y le preguntó qué podría decir de su jefe, el presidente Peña Nieto. Meade enmudeció.

 

REVISTA PROCESO

 

LA JORNADA, COLUMNA ASTILLERO DE JULIO HERNANDEZ

Estampas antes del debate

En todo caso, el fantasma de presencia anterior y posterior al debate es el del voto útil. Anaya y Meade seguirán tendiendo la alfombra roja en Palacio Nacional para López Obrador si continúan divididos pero, a lo largo de un año de atipicidad en el prianismo, Los Pinos y los anayistas se fueron llenando de encono y aún a los tejedores más expertos de alianzas de élite (Carlos Salinas y Diego Fernández, por ejemplo) les ha resultado muy difícil tratar de restañar heridas y restablecer complicidades. Las adhesiones a Meade por parte de Armando Ríos Piter, y sus cientos de miles de firmas y credenciales falsificadas o fotocopiadas, y del candidato que el PRD aceptó con encanto que le impusiera Peña Nieto para la candidatura a gobernar Michoacán, Silvano Aureoles, no habrían tenido viabilidad mercantil si Los Pinos no garantizara que irá con todo y hasta el final para tratar de imponer a Meade.

La búsqueda de la consolidación de un solo polo electoral contrario a López Obrador tiene como acompañante el aumento de la violencia en distintos flancos. Desde el señalamiento de los presuntos riesgos que sufriría la economía nacional si ganara el candidato de Morena y anexas (por lo pronto, ya lo acusan de la paulatina depreciación reciente del peso) hasta el ya mencionado asomo de brigadas contra el tabasqueño en las calles capitalinas, desde pocas horas antes del inicio del mentado debate: grupos organizados, con mantas y pancartas similares, aparecieron en las cercanías del Palacio de Minería, anunciando que Ciudad de México había decidido mandar a La Chingada a AMLO.

Desde otra óptica, el primer debate, realizado a 69 días de la elección, poco podría cambiar o mejorar la situación institucional desastrosa que enmarca tales comicios. La credibilidad del Instituto Nacional Electoral y del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación están por los suelos, y no sólo a causa de la autorización de las candidaturas tramposas de Margarita Zavala (reina de las fotocopias) y Jaime Rodríguez Calderón (rey de las falsificaciones). En general, el sistema político y económico parece colocado en una situación de postración que le puede llevar a allanarse ante una candidatura opositora hasta ahora incontenible (aunque ese mismo sistema se afanaría en multiplicar las causas de tropiezo grave del gobierno de alternancia que así surgiera) o, por el contrario, a colocar todas sus fuerzas y recursos en la ruta del fraude electoral a cualquier costo.

En tal panorámica, los sucesos del debate dominical (éste, una reunión de élites políticas, para presenciar el desarrollo de formatos poco ágiles; escenografía, a fin de cuentas, del gran montaje simulador de la democracia) podrían ser simples arreos de guerra electoral o un ilusionado suspiro ciudadano en espera de que una posible crisis pudiera evitarse mediante el recurso simple de dialogar, discutir, hablar.

Un tecleador astillado informa que ha iniciado un programa de lunes a viernes, a partir de las nueve de la noche, autodenominado Querida urna, el cual podrá ser visto en www.rompeviento.tv y en www.youtube.com/julioastillero.Como su nombre lo sugiere, Querida urna sólo tendrá vigencia durante la temporada electoral y, eventualmente, postelectoral. Por otra parte, todos los miércoles a las ocho de la noche podrá verse Contraseñas, con el autor de estas líneas, a través de HispanTV (www.hispantv.com), sólo en Internet en México y en televisión por cable en algunas ciudades hispanohablantes de otros países.

 

REFORMA, SECCION OPINION

 

EL UNIVERSAL, SECCION OPINION

No fue invitada

 

EXCELSIOR, COLUMNA JUEGOS DEL PODER DE LEO ZUCKERMANN

Pornografía electoral

Ahora resulta que uno de los posibles candidatos independientes, que se pasó meses y meses diciendo lo horrible que eran los partidos, que nos conminaba a un cambio de sistema político se une a la campaña del candidato del partido más repudiado de México. ¿Acaso no les da vergüenza a unos y otros andar cambiándose de bando y aceptando la inclusión de quienes supuestamente eran sus adversarios? ¿Ya no queda pudor alguno en la política mexicana?

Sí: Armando Ríos Piter anunció que apoyará la campaña de José Antonio Meade, el dizque candidato externo que lanzó el PRI, partido que hoy gobierna México y que es percibido como el más corrupto de todos. El dizque político independiente más tramposo de todos, el que presentó más de 800 mil firmas fraudulentas para aparecer en la boleta presidencial, el que acusó al Instituto Nacional Electoral de ineficaz y protector de los intereses partidistas salta, de un día para el otro, al PRI. Perdón, a la campaña de Meade, como si no fueran lo mismo.

Y, del otro lado, lo reciben sin ningún problema, echándose unos tacos, tomándose fotos sonrientes, como si el candidato priista no tuviera problema en integrar a uno de los políticos más tramposos de la historia reciente del país. Total, ya nos perciben corruptos, pues no hace diferencia alguna integrar al “buen Armando”. Es cuate. Es
del ITAM. Hombre, no pasa nada si le pintamos una rayita más a un tigre al que ya no se le ven las rayas de lo rayado que está. Unos genios.

Al día siguiente, el gobernador perredista de Michoacán, sigue el ejemplo del Jaguar tramposo. En lugar de apoyar a Ricardo Anaya, decide subirse a la campaña de Meade. Se entiende: he aquí un perredista que no está contento con que el candidato de su partido sea un panista y, por tanto, se convierte ipso factoen priista. Perdón, de nuevo, apoya la campaña del no-priista Meade, como si no fueran lo mismo.

El día que alguien escriba el libro sobre la elección presidencial de 2018 lo podrá titular “Promiscuidad”. Cual película pornográfica, todos se meten a la cama de los otros. La audiencia, mientras tanto, se confunde con tanta mezcla. Una cosa sí queda clara: la clase política mexicana no tiene límites; no tiene pudor en cambiarse de lecho y recibir a los que antes estaban en el petate ajeno.

 

EL ECONOMISTA, SECCION EL FORO

Adorno

 

PORTAL ARISTEGUI NOTICIAS

A Aureoles lo expulsarán del PRD y le “llueve” en redes por apoyar a Meade

Tras anunciar su abierto apoyo al candidato presidencial del PRI, José Antonio Meade, el gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles, está a un paso de la expulsión del PRD y en redes le llovieron críticas tanto de antiguos compañeros como de tuiteros en general.

El sábado por la noche, el mandatario difundió lo siguiente:

Silvano Aureoles

@Silvano_A

Tras una profunda reflexión, y anteponiendo el interés de México, he llegado a la conclusión de que el próximo Presidente de México debe ser @JoseAMeadek.

19:09 – 21 abr. 2018

Este domingo, el dirigente del PRD, Manuel Granados, refrendó su respaldo al Frente que postuló a Ricardo Anaya y señaló que “la decisión unilateral y personal del gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles, no representa ninguna postura del Partido de la Revolución Democrática”.

“Rechazamos contundentemente, cualquier alianza con partidos políticos distintos a nuestra coalición. El pronunciamiento realizado por Aureoles Conejo, representa una falta de respeto a la militancia y a las y los candidatos de nuestra coalición electoral, transgrediendo la línea política aprobada en el último Congreso Nacional en donde se consideran excepcionalmente alianzas electorales más amplias y más allá de la izquierda; pero en ninguna ocasión con el Partido Revolucionario Institucional”, precisó.

 

MILENIO, SECCION POLITICA

 

PORTAL ARISTEGUI NOTICIAS

Militantes del PRI ayudaron a ‘El Bronco’ a juntar firmas para su candidatura presidencial

Jaime Rodríguez Calderón, El Bronco, recibió ayuda de militantes del PRI para juntar los apoyos ciudadanos que necesitaba para obtener su candidatura independiente a la Presidencia.

Un análisis hecho por Aristegui Noticias entre los auxiliares que se registraron ante el Instituto Nacional Electoral (INE) para recabar firmas a favor de El Bronco y el padrón nacional de militantes del PRI arrojó que, al menos, 2 mil 432 priistas se registraron para ayudar al ex gobernador de Nuevo León en sus aspiraciones presidenciales.

Los estados donde más priistas se registraron son, coincidentemente, los mismos donde El Bronco obtuvo con mayor rapidez las firmas que exigía el INE por entidad: Nuevo León, Estado de México, Tamaulipas y Tabasco.

Para el 18 de diciembre del año pasado, Rodríguez Calderón ya había superado el 100% de las firmas necesarias justo en esas cuatro entidades, de acuerdo con los reportes semanales que estuvo publicando el INE.

Este medio consiguió, a través de una solicitud de transparencia, el listado completo de los auxiliares que se registraron ante el INE para ayudar a El Bronco. Además, también se obtuvo el padrón nacional de militantes del PRI desglosado por municipios de cada Estado. Con estas bases de datos y un programa de estadística se buscaron las coincidencias.

 

REVISTA PROCESO

Desde la Sedesol, Meade hizo desaparecer miles de millones de pesos

En el segundo semestre de 2015, cuando José Antonio Meade se convirtió en titular de la Sedesol, esta dependencia consiguió más de 12 mil millones de pesos adicionales al presupuesto que tenía aprobado; oficialmente se dijo que los recursos serían utilizados para apoyar a niños y ancianos indígenas. Sin embargo, los años siguientes a 2015 –año electoral– el presupuesto para esa población regresó a las cantidades de antes. Es decir, el ahora candidato presidencial contabilizó a millones de niños y ancianos indígenas “fantasmas” que no volvieron a aparecer, igual que el dinero extra que recibió.

CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).- Durante el segundo semestre de 2015, cuando José Antonio Meade Kuribreña asumió la titularidad de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), la dependencia consiguió incrementos presupuestales por 12 mil 645 millones de pesos que, sin pasar por el Congreso ni consultar a las dependencias previstas por la ley, tuvieron un destino incierto.

Un análisis presupuestal del gobierno permitió observar que dichos recursos servirían para beneficiar a 2 millones 466 mil adultos mayores y a otros 2 millones y medio de niños, ambos entre la población indígena y que, según estadísticas oficiales, no existen.

La anomalía en el manejo presupuestal fue informada a Miguel Ángel Osorio Chong, cuando era secretario de Gobernación; a las comisiones de Asuntos Indígenas y de Presupuesto y Cuenta Pública, de la Cámara de Diputados, así como a la Auditoría Superior de la Federación (ASF) que, sin embargo, no indagaron ni hicieron público lo ocurrido.

Mediante un programa llamado Pensión para Indígenas Adultos Mayores, de la Sedesol, el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) de 2015 había previsto fondos por el orden de 12 mil 958 millones de pesos. Pero a la llegada de Meade –hoy candidato a la Presidencia por la coalición Todos por México– se aplicaron modificaciones en el tercer y cuarto trimestres que, de manera inexplicable, aumentó a 23 mil 376 millones de pesos.

Los datos fueron identificados en 2016 por Jaime Martínez Veloz, entonces titular de la Comisión para el Diálogo con los Pueblos Indígenas de México (CDPIM), dependiente de la Secretaría de Gobernación, que denunció el comportamiento presupuestal anómalo del segundo semestre de 2015.

Al notar la modificación presupuestal, Martínez Veloz vio que el mencionado programa estaba destinado a indígenas de 65 años o más, una población objetivo variable, dependiendo de la definición estadística y la metodología pero que, en el gobierno federal tiene como base los resultados de la Encuesta Intercensal 2015 del Instituto Nacional de Geografía y Estadística (INEGI).

 

REVISTA PROCESO

 

PORTAL www.comfin.mx , COLUMNA COYUNTURA EMPRESARIAL Y FINANCIERA DE VICTOR ORTIZ

El Presidente ya no impone su voluntad, debe negociar y respetar instituciones

México es un mosaico cultural, social, económico y financiero, integrado por una Federación, 32 Estados y 2,450 municipios, estos últimos soberanos y autónomos, gobernados por diferentes partidos políticos y bajo el esquema de tres poderes: Ejecutivo, Legislativo y Judicial que se replican en los 3 niveles de gobierno. En el siglo pasado quedo el esquema de que el Presidente podía imponer su voluntad, debido al férreo control político que se tenía, ahora debe ser un buen negociador y sobre todo respetar las instituciones que se han formado desde 1920 a la fecha.

El culto al caudillismo y al Señor Presidente, se usó, cuando el presidente tenía el control de todas las actividades, incluso se llegó a decir que la economía se manejaba en los Pinos, por lo que ahora el señalar que con que llegue una persona al poder cambiará todos los males del País, es utópico y demuestra estar detenido en tiempo y espacio.

También se debe comprender que el Presidente, titular del Poder Ejecutivo de la Federación, no crea empleos, debe diseñar políticas que den las condiciones para que la sociedad los genere a través de actividades económicas. Lejanos quedaron los tiempos en que el Gobierno decidió intervenir directamente en la economía, fue en la década de 1970 y los resultados no fueron nada favorables porque se generaron crisis económicas y financieras que empobrecieron a la sociedad en general y concentraron aún más la riqueza.

La desigualdad social tiene, desgraciadamente, siglos de presentarse en nuestro País y en el mundo, ninguna teoría o enfoque político la ha logrado eliminar, pero éstos últimos si han generado polarización en los puntos de vista que han motivado fuertes enfrentamientos sociales que generan a su vez muertes, porque cada bando se cree dueño de la verdad absoluta y no está dispuesto a escuchar al contrario porque si no se está con ellos, entonces son sus enemigos.

El Presidente debe conocer, comprender y manejar las diferentes políticas económicas que han empleado sus antecesores para evitar incurrir en los mismos errores, además de que las mismas ya no responden al nuevo entorno internacional que existe, como es el caso del Desarrollo estabilizador que se menciona como la gran época de nuestro País, sin señalar que el mismo concentró más la riqueza, creo una industria débil y provocó la creación de grupos de poder político que se aprovecharon de la sociedad.

De esta forma, estimado lector le pido que escuche las diferentes propuestas, las evalúe y medite bien su voto en las próximas elecciones presidenciales a realizarse en nuestro País, el 1 de julio.

Ante lo anterior, en mi rancho dijeron: “Fíjense bien, porque más vale prevenir que lamentar 6 largos años y sus consecuencias”.

Columna completa: http://www.comfin.mx/columnas/ortiz.htm

 

REFORMA, SECCION NACIONAL

Va Mireles por diputación en Michoacán

José Manuel Mireles Valverde, ex líder de autodefensas, encabeza la lista de candidatos a diputados de representación proporcional de Morena en Michoacán.

De acuerdo con Quadratín, anoche el Consejo General del Instituto Electoral del Michoacán (IEM) aprobó el registro de las candidaturas de todos los partidos políticos.

De último momento, el partido fundado por Andrés Manuel López Obrador modificó la lista para incorporar a Mireles en lugar de Francisco Cedillo de Jesús.

La segunda posición la ocupa Wilma Zavala Ramírez, la tercera el ex perredista Fidel Calderón Torreblanca, y la cuarta Mariela Mejía Maldonado.

El 12 de mayo del año pasado, Mireles salió de la cárcel, donde permaneció casi 3 años acusado de delitos contra la salud y portación de armas de uso exclusivo del Ejército.

El Juez Quinto de Distrito en Michoacán permitió que Mireles continuara su proceso en libertad.

El organismo electoral también aprobó el registro de Cemeí Verdía Zepeda, ex líder autodefensa en la región de Ostula, como candidato del PAN-MC a la diputación del distrito 21 con cabecera en Coalcomán.

Asimismo, José Misael González Fernández, otro fundador de las autodefensas, buscará la reelección como Alcalde de Coalcomán por el PRD.

 

REFORMA, ARTICULO DE DENISE DRESSER

Fuero fantoche

¡Bravo! ¡Hurrah! ¡Albricias! Finalmente los diputados hacen algo bueno al eliminar el fuero. Finalmente la clase política decide combatir la impunidad que le permite actuar como una mafia en el poder. Se acabará con casos como la Casa Blanca y Odebrecht y “La Estafa Maestra”, insisten. Habrá funcionarios imputados y juzgados y removidos del puesto, argumentan. Tiempo de celebrar un poco de rendición de cuentas, parecería. Pero no es así. Ciudadanos furibundos, cual tigres hambrientos, se lanzan con frenesí sobre la carne roja aventada al circo romano en el que se ha convertido la contienda presidencial. La opinión pública enojada ante los abusos aplaude una iniciativa mal articulada y mal diseñada que no servirá para lo anunciado pero sí podría acarrear efectos contraproducentes. Porque la ley propuesta no quita el fuero, sólo lo remodela como apunta José Roldán Xopa.

Antes de brincar de felicidad, hay que mirar la letra chiquita. Lo que no es obvio ni evidente. Lo que el populismo legislativo de todos los partidos ante la elección de 2018 esconde. Lo que el PRI y José Antonio Meade presumen como su gran logro, apoyados por la oposición que no se atreve a disentir porque sabe cuán popular es la propuesta que no han leído. Tanto para quienes lleguen a la Presidencia como para quienes sean sus opositores, la eliminación del fuero -tal y como está planteada- podría entrañar su destrucción. Unos y otros, vulnerables al uso político de un fuero reeditado de manera torpe, sólo para ganar puntos electorales y no para resolver problemas fundamentales. La Cámara de Diputados parece no haberse dado cuenta de lo que aprobó con tanto bombo y platillo. Los legisladores improvisan, pensando en el corto plazo y no en las implicaciones para el futuro, para la democracia que dicen apoyar.

AMLO, de ganar la Presidencia, se volvería vulnerable a la posibilidad de un juicio político, cuyas razones no están claramente tipificadas. Podría procederse en su contra por razones tan ambiguas como “actuar en perjuicio de los intereses públicos” o “de su buen despacho”. Javier Corral, como gobernador de oposición si no ganara Ricardo Anaya, podría ser víctima de medidas cautelares impuestas por un juez si lo considera “sospechoso”, incluyendo “el sometimiento o cuidado de una institución o una persona”; la “prohibición de concurrir a determinadas reuniones o acercarse a ciertos lugares”; “la colocación de localizadores electrónicos”. Cualquier legislador de oposición si triunfara el PRI o el Frente o Morena, y peor aún con mayoría en las cámaras, podría ser objeto de la aplicación poliizada de la ley. Podría convertirse en perseguido político tan sólo por la voluntad de la mayoría. Diputados y senadores erigidos en jueces por una ley mal pensada que les permitiría serlo. Con la capacidad para enviar a cualquiera a la guillotina por revancha o miedo o pulsiones para purgar.

Habrá quien argumente que esta posibilidad de linchamiento político es necesaria. Fuera con los corruptos, clamarán los miembros del coliseo candente. A la cárcel, gritarán los espectadores enardecidos. Pero el dictamen aprobado y con rumbo al Senado ni siquiera asegura eso. La iniciativa “engañabobos” -como la ha bautizado correctamente Roldán Xopa- lleva a creer que los funcionarios acusados acabarán encarcelados. Pero la iniciativa votada contiene salvedades que dificultarían ese desenlace: dice que mientras prosiga la investigación no procederá la prisión preventiva ni la separación del cargo. Mientras el sistema penal ignora la presunción de inocencia para el común de los mortales, en la clase política será sacralizada. Es decir, los privilegios continúan, la discrecionalidad sigue, el fuero no acaba. Se replantea.

Ojalá los senadores de oposición tengan la valentía y la claridad para rechazar este engaño. Ojalá no caigan en la trampa que ha tendido el Congreso. Ojalá la opinión pública no piense que eliminar el fuero así llevará a reducir la impunidad y combatir la corrupción, cuando eso requeriría una Fiscalía autónoma y un Fiscal Anticorrupción con dientes; cambios fundamentales que el Congreso ha obstaculizado. Sin duda el fuero necesita remodelación, pero no la que sus usufructuarios proponen. La iniciativa actual nos coloca en el peor de ambos mundos: permite la persecución política de inocentes y no remueve del cargo a culpables.

 

REFORMA, PRIMERA PLANA (DOMINGO 22)

Vive México trimestre más violento

El primer trimestre del año fue el más violento que ha vivido México.

Un promedio de 85 personas fueron asesinadas cada 24 horas en el País. Ésta es la cifra más alta desde que se contabilizan las víctimas por cada delito en el Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP).

Entre enero y marzo, un total de 7 mil 667 personas fueron ultimadas en México, 19 por ciento más que en el mismo periodo de 2017.

En tanto, en el primer trimestre de 2016 se reportaron 4 mil 832 personas asesinadas, y en el mismo periodo de 2015 se contabilizaron 4 mil 123 víctimas.

En total, de 2015 a marzo de 2018, la Administración de Enrique Peña Nieto suma 76 mil 875 víctimas por homicidio doloso.

 

REFORMA, PRIMERA PLANA

Rentará la PGR edificio en $12 millones al mes

Tras suscribir un contrato de arrendamiento de aproximadamente 12 millones de pesos mensuales, con opción a compra, la PGR mudará en junio sus oficinas centrales a Torre Glorieta, en Insurgentes 20, Colonia Roma Norte.

Es el más moderno y sofisticado edificio que haya ocupado una institución de la Administración federal.

La nueva sede de la PGR es una mole de mil toneladas de acero con cimientos de 54 metros de profundidad, 32 mil metros cúbicos de concreto y 17 mil toneladas de acero estructural, que lo convierte en uno de los edificios más seguros en caso de sismos, indicaron Scholem y Yoram Cimet, arquitectos y propietarios.

 

REFORMA, SECCION INTERNACIONAL

Dan revés protestas a reforma sandinista

El Presidente nicaragüense se vio acorralado y no tuvo más que ceder.

Daniel Ortega revocó ayer las reformas de la Seguridad Social que detonaron cinco días de manifestaciones consecutivas, reprimidas por la Policía y las huestes sandinistas, que han dejado al menos 30 muertos.

“Quiero comunicarle a los nicaragüenses que en estos momentos estoy recibiendo el acta 308 del Consejo Directivo del Seguro Social, que dice que cancela la resolución anterior del 16 de abril del año 2018”, dijo.

El Mandatario aceptó que sus propuestas no tuvieron “viabilidad” y crearon una “situación dramática”, por lo que daba marcha atrás en su implementación.

La reforma impuesta por Ortega por decreto reducía las pensiones en un 5 por ciento y aumentaba las contribuciones de empresas y trabajadores para rescatar al Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS). El Gobierno pretendía con ello recaudar unos 250 millones de dólares.