TEMPLO MAYOR

Reforma

Y al final… los perredistas lograron ponerse de acuerdo.

Pese a su larga tradición de enredos, esta vez el perredismo capitalino logró cerrar filas en torno a Alejandra Barrales.

El proceso, por supuesto, no fue sencillo, pero al menos pueden presumir que se hizo sin estruendo y, lo más importante, sin que nadie diera el monrealazo.

Un factor clave fue el papel de Miguel Ángel Mancera. Cuentan que hace unos días, el jefe de Gobierno se reunió con Barrales y con Salomón Chertorivski para decirles que respetaría el resultado de la encuesta, pedirles que hicieran lo mismo y, de paso, soltar un discreto reclamo: que a él le habría gustado participar en un proceso similar por la candidatura presidencial.

Al final, como sea, salieron ganando todos: Mancera, con un proceso ordenado y sin tropiezos; Barrales, con una candidatura consolidada; Chertorivski, claramente posicionado; y Armando Ahued, dicen, con una postulación como legislador bajo el brazo.

¡Ni parecen perredistas!

Con la idea de ponerle un sello distintivo a su gestión, Roberto Campa hizo lo que ningún otro secretario del Trabajo había hecho: fue al aeropuerto a despedir a los paisanos que viajaron a Canadá dentro del programa binacional de trabajo temporal.

Son los primeros 102 de los 26 mil que se irán de manera legal, con sueldos y residencia también legales.

En los tenebrosos tiempos de Donald Trump, no está mal recordar que el mundo es mucho más ancho.

A ver, cómo explica Graco Ramírez haber canonizado al PSD, si hasta hace poco este partido era el mismísimo diablo en Morelos, según el perredista.

Hace apenas tres años desde el gobierno estatal acusaban a ese partido de corrupto y de inventar los papeles de residencia de Cuauhtémoc Blanco, al que llevaron a la alcaldía de Cuernavaca y de paso lo pusieron en la antesala de la gubernatura.

Pero con eso de que “el Temo” juega en el equipo del PES y de Morena, el PSD se purificó al aliarse con el perredismo morelense para postular a Rodrigo Gayosso, el hijastro al que Ramírez quiere heredarle la gubernatura.

** El encargado de la PGR, Alberto Elías Beltrán, anunció que presentará tres órdenes de extradición contra César Duarte.

Se cree que el ex gobernador priista está escondido en El Paso, Texas; pero de lo que no hay duda es que debe estar muuuy agradecido con el aviso.

BAJO RESERVA

El Universal

Cacería de César Duarte

La Procuraduría General de la República, a cargo de Alberto Elías Beltrán, echó a andar la maquinaría jurídica para la detención provisional con fines de extradición del ex gobernador de Chihuahua, el priísta César Duarte, por 11 causas penales -10 por peculado y una por delitos electorales-. Los trámites se realizarán mañana por la vía diplomática con el Departamento de Estado de Estados Unidos, donde se presume se encuentra el ex mandatario. Y la próxima semana, nos adelantan, también habrá nuevas acciones legales internacionales contra don César. Desde el gobierno federal, nos dicen, se argumentaba la tarde del miércoles que la elaboración del expediente del chihuahuense y la petición de extradición son un mensaje de fuerza de la Presidencia y no están relacionadas con los berrinches de ningún político de oposición. ¡Ah, está bueno!

El cariño peligroso de AMLO

A veces el cariño es peligroso. Es el caso, nos dicen, de la coordinadora de Morena en la Cámara de Diputados, Rocío Nahle, que anda muy activa en la gira por Veracruz del aspirante presidencial de Morena, Andrés Manuel López Obrador. Nos comentan que doña Rocío trata de tener un bajo perfil en los actos de precampaña de AMLO en tierras jarochas, con el fin de evitar sanciones para el partido por parte de las autoridades electorales o que le reclamen por no estar en San Lázaro. La diputada evita al máximo estar en los templetes, pero es el

propio aspirante presidencial quien la menciona en todos los eventos como la secretaria de Energía del próximo gobierno federal. Bien dicen que el cariño no se puede ocultar.

¿Chaleco, chamarra o camiseta para Anaya?

Algunos de los panistas de raigambre a los que les salieron ronchas cuando vieron a su ex presidente nacional y actual precandidato presidencial vistiendo un chaleco amarillo con las siglas del PRD, ya se preguntan lo que verán este día cuando Ricardo Anaya acuda a registrarse como candidato de Movimiento Ciudadano, que junto con el PRD y el PAN forman la coalición Por México al Frente. Algunos cruzan apuestas sobre si se tratará de un chaleco, una chamarra o una camiseta anaranjada. Otros creen que si toma nota de que lo del chaleco perredista no gustó a algunos en su partido, simplemente habrá discurso y foto, pero no se enchalecará. Ya se verá quién gana la apuesta.

El ómbudsman y la Ley de Seguridad Interior

El tema de la Ley de Seguridad Interior volverá en los próximos días a los reflectores. Nos dicen que el ómbudsman nacional, Luis Raúl González Pérez, tiene cita con diputados y senadores, ante quienes presentará su informe anual de labores, en la sesión de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión el próximo miércoles 24. Nos comentan que los priístas y verdes tienen mucho interés en los argumentos que don Luis Raúl ofrezca sobre la inconstitucionalidad de la ley, además de que para esa fecha el presidente de la CNDH ya habría presentado su recurso contra el muy polémico ordenamiento. Nos indican que se acordó un formato que facilite el diálogo y el intercambio de puntos de vista, lo que, nos hacen ver, anticipa que don Raúl recibirá cuestionamientos incisivos de quienes defienden la nueva ley y quizá apoyo de quienes van en contra.

TRASCENDIÓ

Milenio Diario

Que así como este martes estuvo con líderes y militantes del PRD, Ricardo Anaya, de la coalición Por México al Frente, pedirá este jueves su apoyo a los simpatizantes de Movimiento Ciudadano, para que lo respalden como su precandidato rumbo a la Presidencia, y hay expectativa sobre si se vestirá de naranja y coreará la canción que ha hecho famosa el niño Yuawi.

Por cierto, ayer habló sobre los precandidatos independientes y “vio bien” que Marichuy pueda estar en la boleta electoral de julio próximo, simpatía que no ha manifestado con ninguno de los otros aspirantes.

Que la visita a Tijuana del precandidato presidencial de PRI-Verde-Panal, José Antonio Meade, tuvo sus desafíos para el equipo del aspirante.

De acuerdo con la dirigencia estatal tricolor, quisieron evitar a toda costa la foto con dos personajes, Jorge Hank Rhon, aunque se les pasó una foto con el saludo, y el regidor municipal Eligio Valencia, sobre quien pesan señalamientos de actividades ilegales en Tijuana y en Estados Unidos.

Ninguno estuvo en el presídium de honor ni fueron mencionados en el discurso.

Que fue sin querer que un doctor dio la idea a Andrés Manuel López Obrador de usar el nombre de un medicamento para responder al presidente Enrique Peña Nieto.

El martes, al término de uno de los mítines en Veracruz, se acercó y le entregó el medicamento al tabasqueño, quien al revisar la caja notó el nombre, que venía en letras pequeñas, y no tardó en mandar buscar el genérico que tuviera la palabra “Amlodipino” ampliado para usarlo en la campaña.

Que los coordinadores de los diputados del PAN, Marko Cortés; del PRD, Francisco Martínez Neri, y de MC, Macedonio Tamez, recurrieron incluso a servicios de mensajería para recolectar las firmas de legisladores en respaldo a la acción de inconstitucionalidad contra la Ley de Seguridad Interior, pero finalmente lograron conjuntar más del mínimo necesario de 165 para presentar hoy el recurso ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Se prevé que asistan los coordinadores del PAN y del PRD, además de Jorge Álvarez Máynez por Movimiento Ciudadano, y la que de plano no irá, pues acompaña a Andrés Manuel López Obrador en su gira por Veracruz, es la lideresa parlamentaria de Morena, Rocío Nahle.

FRENTES POLÍTICOS

Excélsior

  1. Coincidencias. Los movimientos en el PRD están llenos de casualidades. La primera, que la vencedora de las encuestas sea Alejandra Barrales. El PAN y MC avalaron a Barrales cuando cedió la candidatura presidencial a los azules. Qué sincronía. Coincidente es que integrantes de la corriente IDN en la delegación Coyoacán

renunciaran al partido para respaldar a los precandidatos a la presidencia de la República y la Jefatura de Gobierno de Morena. Barrales competirá contra Claudia Sheinbaum, de Morena, y contra Mikel Arriola, por el PRI. Así, Armando Ahued y Salomón Chertorivski, dejarán su papel de patiños. Fin de la simulación.

  1. Proyectos ausentes. Una vez cerrada la tríada de precandidatos al gobierno de la Ciudad de México, con la designación de Alejandra Barrales, por el Frente PAN-PRD-MC, Mikel Arriola, del PRI, dio el primer paso serio en estas precampañas. Retó a Barrales y a Claudia Sheinbaum, aspirante de Morena, a un debate para discutir propuestas de altura. La invitación pública sacaría al proceso de las descalificaciones. “Es momento de contrastar ante los capitalinos las visiones de ciudad de cada uno de los contendientes”, dijo. Aceptar es lo correcto. Negarse mostraría debilidad. ¿Le entran? Porque el futuro no se cimenta con insultos, sino con propuestas. Que comience la sana competencia y la lluvia de propuestas.

III. Detonante. Jaime Rodríguez, El Bronco, se convirtió en el primer aspirante a ser candidato independiente a la Presidencia, sobrepasó las 866 mil 593 firmas exigidas, pero se encontraron irregularidades en los apoyos, cada una de las firmas se revisarán mediante una muestra, en caso de encontrarse inconsistencias se verificarán todas. Este procedimiento iniciará pronto, luego de que el INE comenzó la definición de las muestras que va a tomar de las firmas encontradas en el listado nominal de los aspirantes presidenciales, a fin de detectar si se incurrió en irregularidades. Fuentes del INE explicaron que no se van a esperar a que termine el plazo de recolección, el próximo 19 de febrero, para iniciar con la revisión detallada. ¿Se debe preocupar El Bronco?

  1. Jaque Mate. Lo anheló tanto y ahora que es una realidad, aunque caracterizada por la creciente violencia e inseguridad de la entidad, al gobernador de Puebla, Antonio Gali, parece urgirle su reemplazo, pues durante su Primer Informe de su breve gestión, que concluye en diciembre de este mismo año, no reparó en elogios hacia la esposa de su antecesor, Martha Erika Alonso, quien se dice es ya segura candidata del Frente PAN-PRD-MC al gobierno poblano. Y no es para menos, pues el trasiego de drogas, huachicoleros, feminicidios y hasta el reciente asesinato de un empresario son el botón de muestra de lo que pasa en la entidad previo a su Primer Informe de Gobierno que se produjo en medio de un fuerte dispositivo de seguridad. Su gestión parece ajedrez, está en jaque.
  2. Concéntrense. ¿Qué frena concretamente los nombramientos anticorrupción?, se preguntó Jorge Carlos Ramírez Marín, presidente de la Comisión Permanente del Congreso. La política electoral, respondió. ¿Qué frena esos nombramientos? El interés de los partidos. ¿Qué hace que no se puedan elegir a estos funcionarios? Una sola cosa: el cálculo electoral. “Hoy la oposición piensan que dejar al país sin estos nombramientos es más caro para el PRI que para ellos y no quieren acceder a hacer los nombramientos”, refirió. Por ello, dijo, no se ha cerrado la pinza para elegir al auditor superior de la Federación, al fiscal Anticorrupción y al fiscal General de la República. La clase política no ha entendido el rechazo de los ciudadanos, eso sí, primero sus intereses.

PEPE GRILLO

La Crónica de Hoy

Dos caras, una moneda

Ricardo Anaya y Alejandra Barrales están donde querían estar cuando lanzaron la idea de crear un Frente Opositor.

Anaya será candidato presidencial de la alianza PAN, PRD, MC, mismos partidos que respaldarán a Alejandra Barrales en la campaña para jefa de Gobierno de la Ciudad de México.

Los dos están en la etapa de sumar respaldos. Anaya consiguió que la delegada en Miguel Hidalgo, Xóchitl Gálvez, aceptara ser parte de su campaña como asesora en materia de pueblos indígenas.

El pretexto es lo de menos, lo relevante es que en los últimos tiempos Xóchitl pasó demasiado tiempo reunida con delegados de Morena, al grado de que muchos esperaban que cambiara de camiseta, pero no.

Que apoye a Anaya, no quiere decir en automático que respalde a Barrales, pero se trata de un paquete, pues Ricardo y Alejandra son dos caras de la misma moneda.

Opción institucional

El gobierno federal mueve sus piezas.

Para mantener el caso Chihuahua dentro del ámbito institucional ha decidido emprender los trámites de extradición del exgobernador César Duarte.

No solo eso. La Fepade emprenderá en breve una investigación formal sobre las denuncias de supuesta triangulación de recursos federales.

En la acera de enfrente, el gobernador Corral quiere brincarse las trancas institucionales y multiplicar las movilizaciones con evidentes propósitos electorales.

De hecho no se ha desistido de emprender una caminata desde Chihuahua al centro del país, con el objetivo de mantener viva su protesta en los medios.

Inconsistencias y competencia

El INE tiene la responsabilidad de cuidar la autenticidad del apoyo ciudadano a los aspirantes a candidatos independientes. Eso ni se discute.

Es necesario evitar que la detección de inconsistencias desvirtúe el esfuerzo titánico de los aspirantes y de un amplio sector de la sociedad por ser parte de la elección 2018.

En los últimos meses, con recursos raquíticos, los aspirantes han podido captar el respaldo de millones de ciudadanos que los quieren ver competir.

Los que se han equivocado son pocos y no afectan el balance general positivo.

Las inconsistencias deben ser sancionadas sin hacer una tormenta en un vaso de agua.

Chiapas, no hay arreglo

A pesar de que Chiapas fue el primer estado visitado por José Antonio Meade como precandidato presidencial, en la entidad no ha logrado cerrar la brecha que separa al PRI del Verde Ecologista.

No hace mucho el estado era bastión tricolor, pero su antiguo aliado, el Verde, es por ahora fuerza dominante y está decidido a imponer condiciones, entre ellas candidato a gobernador.

El tiempo apremia y los jaloneos entre PRI y Verde continúan. Si la alianza no se concreta, se augura que perderán la plaza.

Por cierto, la alianza que encabeza Morena ya tiene candidato, Rutilo Escandón, extitular del Poder Judicial en el Estado, que por ahora va solo.

EN PRIVADO DE JOAQUÍN LÓPEZ-DÓRIGA

Milenio Diario

Anaya y Barrales candidatos, ¿y el Frente Ciudadano?

Buscan el equilibrio solo para romperlo. Florestán

A Alejandra Barrales la conocí hace muchos años como combativa secretaria general de la Asociación Sindical de Sobrecargos de Aviación (ASSA) y un día le comenté que con el tiempo llegaría a ser una dirigente obrera de la importancia de Fidel Velázquez y me dijo ¡zafo…!

Desde entonces mantuvimos una relación profesional respetuosa. Y seguí su carrera sin pensar, jamás, que llegaría a ser la presidenta del entonces naciente Partido de la Revolución Democrática, senadora, integrante del gabinete de Ciudad de México y, ahora, candidata a gobernarla por un frente opositor al ganar la encuesta de dicho bloque a Salomón Chertorivsky, que llevaba cinco en campaña y al entrañable doctor Armando Ahued, un gran personaje, ambos apartidistas.

Este resultado se dio a conocer ayer por la tarde, teniendo que aceptar que se trata de otra victoria de Miguel Mancera al interior del citado frente y la confirmación de que esa alianza de ciudadana tiene cero cuando todo es un acuerdo cupular en el que Ricardo Anaya, presidente del PAN, resultó ser su candidato presidencial, y Alejandra, presidenta del PRD, al gobierno de Ciudad de México, como se repartieron las parcelas al integrar este bloque. Las dos nominaciones fueron un dedazo, autodedazo de Anaya como en Morena, lo mismo que en el caso de Barrales, resultado éste que se da al día siguiente de que el queretano acudió a la sede del sol azteca para que lo hicieran suyo, reivindicando hasta sus lemas como propios, con el escudo perredista en su pecho y vistiéndose de chaleco amarillo para convertirse en el primer panista en la historia del país que es ungido candidato presidencial del partido que soñó y llevó al despeñadero la izquierda mexicana.

Ese fue el proyecto que diseñó Anaya para hacerse de la candidatura presidencial por encima de los procesos internos de su partido y de las estructuras y bases panistas.

Falta ver, lo conoceremos el 1 de julio, si la base panista vota por un candidato perredista, y si la amarilla por un candidato azul, representados en una misma persona: Ricardo Anaya.

Y, luego, adónde van esos votos, si los panistas a José Antonio Meade y los perredistas a Andrés Manuel López Obrador.

RETALES

  1. REVISIÓN. El INAI, que preside Francisco Javier Acuña, entra, por ley, a la arena electoral al tener que revisar el cumplimiento transparente de las más de 70 obligaciones de los partidos políticos y ya podrá sancionarlos. Bienvenidos a la realidad;
  2. ‘TARJETAZO’. El próximo día 2 vence el plazo para que Bansefi entregue a la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, acéfala, su reporte sobre las denuncias de clonación de tarjetas para damnificados de los sismos; y
  3. ¿INDEPENDIENTES? Margarita Zavala viene del PAN, Armando Ríos Piter del PRD, El Bronco del PRI, pero solo uno viene de todos: Demetrio Sodi, candidato independiente a la alcaldía Miguel Hidalgo, que ya gobernó como delegación, y que ha pasado por el PRI, el PRD y el PAN. Les digo.

ARSENAL DE FRANCISCO GARFIAS

Excélsior

Yeidckol le suena a Corral y defiende a Manlio

Por segundo día consecutivo, destacados integrantes de Morena salen en defensa de Manlio Fabio Beltrones. El martes fue Ricardo Monreal, delegado con licencia en la Cuauhtémoc, ayer tocó turno a Yeidckol Polevnsky.

La presidente del Movimiento Regeneración Nacional (Morena) estuvo en Sonora. Nos contó que allí le preguntaron lo que pensaba sobre el amparo que sacó Beltrones, luego del escándalo del supuesto desvío de 250 millones de pesos a campañas del PRI en 2016.

La respuesta de la presidente de Morena no la esperaban los reporteros locales que la entrevistaron. Tampoco el que esto escribe. Nos repitió ayer lo que dijo en Sonora:

“No se vale lo que le hacen a Manlio. Es inaceptable que la incompetencia del gobernador de Chihuahua (Javier Corral) lo lleve a manipular las cosas como lo ha hecho. Es una cosa muy sucia”, subraya.

La presidente de Morena denunció, también, la forma tan expedita en que utilizaron las autoridades judiciales de Chihuahua para encarcelar a Alejandro Gutiérrez, exsecretario general adjunto del PRI, cercano colaborador de Manlio. Se lo llevaron con engaños a declarar a Chihuahua —estaba en Coahuila— y en menos de lo que canta un gallo le decretaron un año de prisión preventiva.

“Eso no tiene nombre. A Alejandro no le hace falta dinero. ¿Tú crees que va a estar enredado en ese tipo de manipulaciones? Se me hace tan perverso, tan sucio lo que le hicieron. Me tiene molesta, indignada. ¿Dónde están los derechos humanos? ¿Dónde, la presunción de inocencia?

“Conozco a Alejandro. Creo, sinceramente, que es una persona honesta, decente, correcta. Allí hay fuego amigo y un contubernio con los panistas. Uno y otro se van a acabar sumando cuando vean que no les alcanzan las cuentas”, predijo.

Yeidckol pide, suplica, reta a que se haga una revisión de los números en materia de seguridad en Chihuahua. “Es demencial la incompetencia de Corral. Trata de taparla con el caso de César Duarte. Embarca en ello a Manlio y a Alejandro”, asevera.

Previamente, con las cámaras de ADN 40 encendidas, dijo al periodista Rubén Cortés, director del diario La Razón, y a este reportero, que en Morena no hay dedazo para elegir a los candidatos.

“Andrés Manuel no sólo se cortó el dedo. Se cortó el brazo. En Morena tenemos lineamientos para elegir candidatos: en las reuniones de Consejo se propone un máximo de tres aspirantes. El CEN puede proponer a dos. Ahora, con la alianza, el PT propone a uno y el PES otro. Es la sociedad la que define y la que decide. La mujer avizora tiempos difíciles en este año electoral. Una guerra sucia muy fuerte.

“Estamos preparados para enfrentarla. La manipulación del tema Venezuela no les funcionó, ahora hablan de Rusia. Si Andrés Manuel hubiese recibido un centavo de Venezuela ya lo habrían sacado un millón de veces.

“Son los mismos asesores que trae Ochoa que le dicen ‘díganle López´. Pues, ahora, vamos a decir: todos somos López y a mucha honra…”.

El sentimiento de Yeidckol es compartido por otro destacado obradorista: Ricardo Monreal. El delegado con licencia en la Cuauhtémoc publicó el martes, en Milenio Diario, un generoso artículo sobre Beltrones, adversario político del Movimiento Regeneración Nacional.

Lo reconoce como un hombre de palabra, promotor de acuerdos entre diferentes, opositor real.

Lamenta lo que acontece al sonorense con el tema de los desvíos de recursos: pocos salen a defenderlo y muchos a defenestrarlo.

El uno dos del tándem Polevnsky-Monreal levanta sospechas sobre un posible respaldo de Manlio a López Obrador en la campaña presidencial del 2018. Lo vemos difícil. Manlio es hombre institucional. No se va pelear con sus propios intereses.

El gobierno federal le arrebató a Corral uno de sus principales argumentos para presentarse como “el gobernador anticorrupción” en los momentos en que el mandatario estatal se apresta a participar en la llamada “Marcha por la Dignidad del Pueblo de Chihuahua” que arranca el sábado rumbo a la Ciudad de México.

La marcha fue convocada para denunciar la protección del gobierno federal al exgobernador priista del estado, César Duarte, acusado de desviar millones de pesos en su beneficio personal y en defensa del federalismo. Corral jura que el gobierno federal le retuvo 700 millones de pesos de un convenio de saneamiento financiero por la investigación del desvío de recursos al PRI.

Pero el encargado de despacho de la PGR, Alberto Elías Beltrán, se adelantó y anunció ayer que va a pedir formalmente la detención con fines de extradición del exgobernador César Duarte, quien presuntamente se encuentra en El Paso, Texas.

Serán tres solicitudes de extradición las que hará la procuraduría mexicana a los gringos: dos por presuntos actos de corrupción y una de la Fepade por desvío de recursos públicos al PRI de Chihuahua.

Alejandra Barrales será la candidata de la Coalición Por México al Frente a la jefatura de Gobierno de la Ciudad de México. La senadora con licencia ganó la encuesta realizada por tres casas consultoras: Mitofsky, Covarrubias e Ipsos, realizada el pasado fin de semana.

Su elección puso fin a las versiones de que Mancera no la dejaría pasar por haber firmado el acuerdo con el Frente que otorgaba la candidatura presidencial al panista Ricardo Anaya sin exigir un mínimo de competencia y por haber declarado que le gustaría que el jefe de Gobierno fuese el coordinador de la Campaña del llamado Joven Maravilla.

La encuesta midió conocimiento, saldo de opinión, preferencia interna en el Frente, preferencia Interna de los Ciudadanos, nivel de competencia, entre otras. Barrales sumo 128 puntos, Salomón Chertorivski, 89; y Armando Ahued, 59.

Se perfila una batalla electoral entre dos mujeres: Sheinbaum y Barrales.

ITINERARIO POLÍTICO DE RICARDO ALEMÁN

Milenio Diario

AMLO: “y rooopa vieeeja quee veendan!

La expresión anterior es parte de un clásico “chilango”. Algunos dicen que es una fea contaminación auditiva, otros hablan de la cultura del reciclaje y, los más avezados, lo remontan al prehispánico trueque.

Incluso el grito del peculiar trueque ya es “tono” de celular. Y pocos pueden negar que lo han escuchado: “¡Se coooompran colchooones, tambooores, refrigeradooores… y rooopa vieeeja queee veeendan!”

Como ya se percataron, se trata de la versión moderna del “ropavejero”, personaje infaltable en colonias medias, altas y bajas, quien paga unos pesos por lo inservible; desde ropa vieja, periódico, revistas, fierro, lavadoras, computadoras, colchones y todo.

Y viene a cuento porque la recolección y reciclaje de lo inservible no solo es cotidiano en los hogares de todas las clases sociales.

No, el fenómeno del reciclaje y recolección de lo usado, inservible y reciclable también llegó a la política. Y, como seguramente ya lo adivinaron, el primer “ropavejero” de la política se llama Andrés y se apellida López Obrador.

Y claro, la planta recicladora de lo inservible de otros partidos, de otros grupos sociales, de la “sociedad civil organizada” y hasta de bandas criminales se llama Morena, el partido que recolecta y recicla los desechos de la política y del poder. Incluso los desechos del periodismo y de la farándula.

Y, como ya se habrán dado cuenta, de tanto en tanto López Obrador recorre las alcantarillas del poder político, económico y social para pregonar su peculiar recolección y para “levantar” desechos.

Y si recuerdan, los desechos políticos recientes han sido del PAN. Un buen día pregonaba en los desagües del PAN: “¡Se cooompran desechos del Partiiido Acióóón Nacionaaal…” cuando la fortuna lo colocó frente a una pieza de colección. ¿Y qué creen?

Sí, de inmediato la recicló y hasta la llevó al cargo simulado de jefa de campaña. Claro, se trata de una estratagema “engañabobos”. ¿Por qué? Porque Morena recicló a Tatiana Clouthier para engañar idiotas con el cuento de que en las filas de AMLO están panistas de prosapia. Claro, sin importar si esas panistas ya estaban en el bote de basura.

Y es que, a querer o no, la Morena de AMLO se ha convertido en el basurero de la política. Y si lo dudan, basta recordar que los desechos más recientes que recolectó Morena son los del viejo sindicato magisterial, en manos de la profesora Gordillo. Hoy la señora Gordillo y su “mafia del poder” son parte de la campaña presidencial de AMLO.

Pero antes han sido recolectados por Morena los desperdicios de mastodontes del PRI, como Manuel Bartlett, residuos contaminantes del PRD, como René Bejarano, además de malolientes desperdicios de la ultraderecha mexicana, agrupados en el PES y los no menos hediondos desperdicios del PT, partido que ya estaba sepultado, que fue exhumado por el PRI, y cuyo cadáver fue reciclado por Morena.

Pero la planta recicladora de basura política de PRI, PAN, PRD, PT y PES, no solo está en Morena. No, cuando López Obrador fue dueño del PRD, el partido amarillo hizo exactamente lo mismo; se convirtió en el bote de basura de los desperdicios de la clase política. ¿Lo dudan?

En el Itinerario Político del 11 de marzo de 2011 —titulado ´Se recibe cascajo´, recordamos el humor de Octavio Paz, quien definió como “cascajo político” el desprendimiento de un partido a otro. A su vez, Carlos Castillo Peraza, el brillante ideólogo azul dijo que el PRD era el principal receptáculo del “cascajo político” del PRI.

En esa entrega, presentamos la metáfora de un PRD retratado como “un edificio en construcción, desvencijado y en obra negra, con un gran letrero en la fachada inconclusa que rezaba: ´Se recibe cascajo’.

La conclusión fue que a la vuelta de los años, “los puritanos panistas que en los años 90 se mofaban que el PRD se convirtió en receptor de todo el cascajo que desechó el PRI…. terminaron por ser receptores del cascajo del PRI, cuando el PAN llegó al poder presidencial”.

Volvimos al tema el 21 de marzo de 2016 y señalamos que “en tiempos electorales todos los partidos políticos hurgan en la basura del adversario para rescatar y/o “pepenar” el “cascajo político”.

“Lo simpático es que a los pepenadores nada importa si del desperdicio sacan adefesios, políticos impresentables, pillos o innombrables. Lo que importa es reciclar la basura político-electoral y venderla a los electores como un producto nuevo”.

Y el mejor ejemplo del cascajo político es AMLO, a quien el PRI colocó en el bote de basura y lo recicló el PRD de Cárdenas.

La historia la conocen todos. López traicionó a Cárdenas, usó y abusó del PRD y luego lo traicionó, para más tarde crear Morena.

Basura política.

Al tiempo.

ESTRICTAMENTE PERSONAL DE RAYMUNDO RIVA PALACIO

El Financiero

La irresponsabilidad de Andrés Manuel

Andrés Manuel López Obrador ha dicho en cada oportunidad que sale, que él no acepta los protocolos de protección ni los esquemas de seguridad que el Estado le otorga y debe dar a todos los candidatos presidenciales. “Hay mucha violencia, pero se está padeciendo, desgraciadamente, por todos; los mexicanos

están padeciendo de violencia, no sólo los candidatos”, dijo hace nos días. “No es un asunto de protegernos sólo a nosotros, los candidatos, es un asunto de todos los mexicanos, hay mucha inseguridad, mucha violencia”. El puritanismo de López Obrador es una irresponsabilidad.

Conoce en carne propia el grado y extensión de la violencia y las condiciones de inseguridad en el país. López Obrador ha sido detenido, cuando menos en nueve ocasiones, en retenes carreteros por sicarios de diferentes cárteles de la droga. En una ocasión, en el noreste del país, viajaba de un pueblo a otro para llegar a un mitin. Iba en su camioneta con pocos acompañantes, que no incluyen a nadie de seguridad. A la entrada de una comunidad fueron detenidos por los sicarios.

Según una persona que sabe de este episodio, un sicario con su fusil de asalto preguntó quiénes eran y a dónde iban. López Obrador, que iba en la segunda fila de asientos, no dijo nada. El conductor, sin revelar quién era su pasajero, le dijo que iban a un acto político en el pueblo y le mostró, por exigencia del sicario, la propaganda que llevaban en el compartimiento de equipaje. Cuando la vio se comunicó por radio con sus jefes y pidió instrucciones de qué hacer con ese vehículo que llevaba propaganda política e iban a un mitin de López Obrador. La respuesta fue que lo dejaran pasar. No vieron al vehículo o sus tripulantes como enemigos, y levantaron el retén para que continuaran su marcha.

En otra ocasión, en otro estado, se repitió la misma situación en un retén controlado por un grupo criminal distinto con el que se habían topado previamente. Un sicario le dio la vuelta al vehículo y se detuvo a ver quiénes iban en la camioneta. Cuando se topó con el precandidato, se le quedó viendo y le preguntó, casi asintiendo, si era López Obrador. Sin dubitación, le respondió que sí, y que se dirigían a un evento político, porque, añadió, estaban haciendo campaña para “sacar de la Presidencia a Peña Nieto”. El sicario pidió instrucciones por radio, informando que en el vehículo viajaba López Obrador. La respuesta fue dejarlo pasar. Antes de reiniciar el viaje, el sicario le dijo a López Obrador, recordaron las personas que supieron del incidente, “también nosotros estamos luchando contra Peña Nieto”.

En ninguno de los retenes ha tenido problemas y en sólo uno lo han reconocido. López Obrador ha corrido con suerte, y en los momentos en los que ha pasado por esos tapones criminales carreteros, no hay situaciones de violencia. También ha sido afortunado que los mandos criminales que dieron instrucciones a los retenes, no tuvieran un pensamiento político donde López Obrador pudiera ser un activo para otros fines. ¿Qué pasaría si un jefe narco quisiera generar desestabilización y privar de la libertad a López Obrador? ¿O si quisiera infligir daño mayor y atentar físicamente contra él? Vistas las preguntas en pasado, son retóricas. Vistas hacia delante, obligan a la reflexión, sobre todo, por parte de López Obrador.

Se entiende el argumento del precandidato, quien durante toda su vida ha buscado ser austero, asumiendo al mismo tiempo que él no debe tener los privilegios de los que no dispone el resto de los mexicanos. Sin embargo, su racional está equivocada. No es el tratamiento orwelliano de que todos somos iguales, pero hay unos más iguales que otros, que expresa la desigualdad y la discriminación en las sociedades, sino que debe aplicar la lógica aristotélica del justo medio, que no significa el punto equidistante de los dos extremos.

López Obrador sí es igual a todos los mexicanos, pero al mismo tiempo no es igual. No se trata de la condición humana, sino de la condición política. El daño potencial que puede enfrentar López Obrador no es equiparable al daño que pueda generarse con una persona víctima de la violencia. No es un tema ético, donde una vida vale igual que la otra, sino, hay que insistir una vez más, es un asunto político. ¿Se puede imaginar uno qué sucedería si en uno de esos retenes o en cualquier mitin o evento, López Obrador resulta herido o, en el caso más extremo, se revive la pesadilla apocalíptica de 1994 con un atentado? Una vida es igual a otra vida, pero el impacto masivo y magnificador sobre todos los mexicanos por un ataque a López Obrador llevaría a la zozobra y, de no manejarse un evento extraordinario con talento, a una crisis económica y política.

El principal precandidato a la Presidencia debe desterrar su visión reduccionista sobre la seguridad personal. No es para el ciudadano López Obrador, sino para el candidato presidencial. Dicho de manera incluso profana, no importa tanto lo que significa su seguridad personal, sino lo que importa para mantenerse la estabilidad en un país. La humildad de López Obrador es auténtica, como también lo es la irresponsabilidad de no querer asumir y admitir que someterse a los protocolos de protección y seguridad no es sólo por él, sino por la estabilidad y paz de todos los mexicanos.