Con un particular estilo que fusiona el pop e influencias de black music, la cantante venezolana Liana Malva viajó a Metepec para compartir sus canciones con el público del Festival Quimera 2017 .

Oriunda de El Paujì en la Gran Sabana, la artista se dijo complacida por el cálido recibimiento de la gente y la receptividad que tuvo con sus temas que incluyeron mensajes que llevan a buscar dentro de uno mismo, para ser felices.

“Increíble Metepec, me encanta participar en este tipo de escenarios porque la música está hecha para compartirla. A través de ella yo trato de escribir cosas y mensajes que no sean comerciales, porque en estos espacios puedes cambiar vidas, haces sentir, porque yo también siento y a mí algunos conciertos me cambiaron desde la infancia”, expresó Liana.

Agregó que su proyecto, intenta rescatar el amor a su tierra, identidad, hogar y Venezuela, a través del arte como herramienta de transformación social, sumado a la cultura y el deporte, con respeto, conciencia y humildad junto con la perseverancia del trabajo diario.